Diablo® III

Nuevo evento: la máquina infernal

Nuevo evento: la máquina infernal

¿Listos para una ración doble de peligro diabólico? En el parche 1.0.5, los jugadores de nivel 60 podrán forjar un constructo maldito llamado la máquina infernal, que les permitirá enfrentarse a versiones potenciadas de algunos de los malhechores más perversos a este lado de Nueva Tristán… de dos en dos. Aunque las recompensas por derrotar a estos jefes supercomplicados serán estupendas, hará falta completar todo un proceso de montaje.

Seguid leyendo para averiguar cómo crear la máquina infernal, dónde se puede usar y qué recompensas épicas aguardan a quienes tengan el coraje de intentar acceder a sus secretos.


Los componentes

Para crear la máquina infernal, lo primero que los jugadores deberán hacer es conseguir cuatro componentes de los poderosos guardianes de llaves en cada acto de Averno:

  • El guardián de llaves Odeg dejará caer la llave de la Destrucción en el Acto I - Campos Yermos
  • El guardián de llaves Sokahr dejará caer la llave del Odio en el Acto II - Oasis de Dahlgur
  • El guardián de llaves Xah'Rith dejará caer la llave del Terror en el Acto III - Fuerte de Piedra
  • El guardián de llaves Nekarat dejará caer los diseños de herrero de la máquina infernal en el Acto IV - Aguja de Plata nivel 1

Cada componente se considerará vinculado a la cuenta, lo que significa que los podrá usar cualquier personaje de vuestra cuenta de Battle.net.

Los jugadores podrán encontrar a los guardianes de llaves en cualquier dificultad, pero solo en Averno y con las cinco acumulaciones de Valor nephalem tendrán la posibilidad de obtener fragmentos de la máquina infernal. Aunque el poder de monstruos no es necesario, cada nivel aumentará el índice de caída un 10% hasta llegar a una probabilidad de caída del 100% con el poder de monstruos 10.


El dispositivo

Una vez conseguidos todos los componentes, podéis ir a la ciudad para que el herrero los ensamble. Vuestro herrero deberá ser de nivel 10 para entender los diseños legendarios, y pedirá 12.000 de oro por forjar el artilugio en sus hornos.

Una vez forjada, la máquina infernal permanecerá en vuestro inventario hasta que se active.

Una vez montada, los poderes de la máquina infernal solo se pueden liberar en un sitio: un sótano de Nueva Tristán conocido simplemente como la Morada del Hereje. Para activar el artilugio, entrad en el sótano (que se encuentra justo detrás del hermano Malachi el Sanador) y haced clic derecho en el objeto en vuestro inventario. De este modo invocaréis un inquietante portal rojo que os conducirá a un reino demoníaco donde os enfrentaréis a dos de los villanos más viles de Santuario.

Para acceder a la Morada del Hereje, los jugadores deberán encaminarse al " Acto I - Vuelve a Nueva Tristán".

Al activar la máquina infernal causaréis también su destrucción, así que deberéis volver a fabricar el artefacto. El proceso supondrá hacerse con las tres llaves de los guardianes y pagar otros 12.000 de oro al herrero. (No os preocupéis por el diseño: una vez lo haya aprendido vuestro herrero, seguirá estando disponible en vuestra lista de artesano para que lo empleéis en cualquier momento.)


Los jefes

Quienes tengan el valor suficiente para cruzar el turbador portal de la máquina infernal serán transportados a uno de los tres reinos maléficos aleatorios donde esperan un par de jefes predeterminados:

En el Reino de la Discordia, el rey Leoric y Maghda custodian la Cripta Real.

En el Reino del Caos, Ghom y Rakanoth defienden la Despensa.

Por último, en el Reino de la Turbación, el asediador y Zoltun Kulle protegen el Filo del Abismo.

En cuanto a la dificultad, los encuentros serán tan complicados como la lucha con Diablo en Averno, y cada superjefe conservará todo su arsenal básico de hechizos y habilidades. Muchas de las habilidades son más potentes, y algunos jefes han ideado incluso nuevas argucias para poner a prueba a quienes se atrevan a adentrarse en sus dominios.

Si sucumbís mientras os enfrentáis a uno de estos infernales adversarios, no os preocupéis: mientras no cerréis la sesión, podréis reiniciar el encuentro y volver a comenzar en cualquier momento haciendo clic en el portal que habíais creado. Del mismo modo, aunque hayáis matado a los dos jefes, el portal de la Morada del Hereje seguirá activo hasta que vuestra sesión finalice, por lo que si os quedáis sin espacio en el inventario podéis salir y regresar sin perder vuestro botín.

(Tened en cuenta que no se os puede enviar dos veces al mismo reino de maldad pura en una misma sesión de juego. Esto significa que, en caso de crear o tener acceso a cuatro o más dispositivos de máquina infernal, para poder usarlos todos deberéis comenzar una partida nueva una vez que hayáis abierto tres portales.)


Las recompensas

Por derrotar con éxito a una pareja de jefes, los jugadores serán recompensados con oro y objetos extra. Además tendrán la posibilidad de recoger, de cada uno de sus enemigos caídos, órganos demoníacos que se pueden usar para crear un objeto legendario de poder único: el anillo de fuego infernal.

Harán falta tres órganos para forjar el anillo de fuego infernal:
  • El espinazo inquieto, que el rey Leoric o Maghda dejan caer en el Reino de la Discordia
  • El colmillo diabólico, que Ghom o Rakanoth dejan caer en el Reino del Caos
  • El ojo vengativo, que el asediador o Zoltun Kulle dejan caer en el Reino de la Turbación

De un modo similar a lo que ocurre con las llaves de los guardianes, serán necesarias las cinco acumulaciones de Valor nephalem para que caigan los órganos, y cada nivel de poder de monstruos incrementará su índice de caída un 10%.

Una vez recogidos todos los órganos, se pueden combinar con el joyero usando un nuevo diseño que se le puede comprar a Pitusa la Quincallera. Este diseño enseñará a vuestro joyero de nivel 10 cuatro variedades del anillo: el anillo de fuego infernal de inteligencia, el anillo de fuego infernal de fuerza, el anillo de fuego infernal de destreza y el anillo de fuego infernal de vitalidad. Según la variedad que elijáis, vuestro anillo otorgará con total seguridad una estadística principal con un rango de valor determinado entre 170 y 200.

Además de esa estadística principal garantizada, cada anillo ofrecerá siempre lo siguiente:

  • +35% de experiencia
  • +4 propiedades mágicas aleatorias
  • Ningún requisito de nivel
  • Vinculado a la cuenta
  • Posibilidad de lanzar una bola explosiva de fuego infernal al atacar


Cada vez que fabriquéis un anillo de fuego infernal, deberéis presentarle al joyero los tres órganos y 15.000 de oro.

El anillo de fuego infernal se considerará de equipación única, lo que significa que los jugadores solo pueden llevar una cada vez. Sin embargo, vuestros seguidores podrán equiparse con el anillo. Así, dado el aumento en experiencia y la falta de requisitos de nivel, los anillos constituyen una reliquia excelente que pueden heredar vuestros personajes alternativos. Si uno de vuestros anillos ya no os resulta necesario, podéis simplemente hacer que vuestro herrero local lo recicle para obtener materiales. Así pues, cread uno o cread más: ¡eso es cosa vuestra!

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.