Partidas clasificatorias

Las partidas clasificatorias de Heroes of the Storm son ahora más grandes y mejores que nunca. Hemos elevado el listón, aumentado las recompensas y llevado la competitividad al máximo nivel. A los jugadores capaces de remontar niveles les aguardan épicas recompensas de final de temporada; ahora las divisiones ofrecerán una mejor perspectiva de la destreza adquirida; y el casi inalcanzable nivel de Gran Maestro promete batallas intensas y gloriosas entre los jugadores más hábiles. No existe ningún requisito de nivel de jugador para las partidas clasificatorias, así que, tan pronto como desbloqueéis y subáis de nivel suficientes personajes, echaos al campo de batalla para luchar por vuestro lugar entre las leyendas.

Preparad vuestros personajes, aguzad vuestros reflejos y disponeos a librar la mayor contienda entre héroes que el Nexo haya visto jamás.

Conceptos básicos

Cómo subir de rango y someter a los rivales

Los niveles de Heroes of the Storm, desde Bronce hasta Gran Maestro

En Heroes of the Storm, vuestro nivel de destreza o rango se expresa en forma de niveles de liga y divisiones. Al comienzo de cada temporada, se determina vuestro rango inicial por medio de una serie de partidas de posicionamiento. A medida que juguéis partidas clasificatorias, ganaréis (o perderéis) puntos de clasificación. Si lográis los suficientes puntos, tendréis la oportunidad de subir a la siguiente división o al siguiente nivel ganando una partida de ascenso. Por el contrario, si perdéis puntos de forma regular, tendréis la ocasión de defender la permanencia en vuestro rango en una partida de descenso. Los jugadores en lo más alto de la clasificación son los primeros en acceder al nivel Maestro y, en última instancia, a Gran Maestro, donde los mejores jugadores del mundo compiten por la gloria.

Vale, genial. Ahora toca sacar nuestro diccionario múrloc-español y descifrar todo eso.

Vuestro rango revela vuestro nivel de habilidad en partidas clasificatorias de Heroes of the Storm, ni más ni menos. Podéis comparar fácilmente a dos jugadores echando un vistazo a sus niveles y divisiones para saber de inmediato a cuál de ellos se le da mejor este juego. Por favor, recordad que vuestro rango no sirve para determinar si sois buenas personas y que tampoco existe (que nosotros sepamos) ninguna correlación entre el rango y los rasgos de personalidad, como la inteligencia, la empatía, la conciencia social y el gusto cinematográfico.
Los jugadores quedan encuadrados en uno de los amplios grupos de habilidad, llamados niveles de liga. El nivel al que pertenece un jugador nos da una idea del nivel de habilidad general de ese jugador. En orden ascendente, los niveles son Bronce, Plata, Oro, Platino, Diamante, Maestro y Gran Maestro.
Cada nivel, desde Bronce hasta Diamante, está segmentado además en cinco divisiones. La división inferior de un nivel es 5, mientras que la superior es 1. Las divisiones en cada nivel indican cuánto le queda a un jugador para avanzar al siguiente nivel mediante el ascenso (o si corren el riesgo de perder un nivel por descenso). Por ejemplo, un jugador Platino 1 (nivel Platino, división 1) tiene mayor rango que un jugador que se encuentre en Platino 4, mientras que este último tiene a su vez mayor rango que un jugador Oro 2.
Los rangos de los jugadores se conservan durante un intervalo limitado de tiempo que denominamos temporada. Al final de cada temporada, la clasificación se restablece y todo el mundo tiene la oportunidad de empezar de cero para volver a ganar rango. Obtendréis recompensas de final de temporada, entre las que se incluyen monturas exclusivas, según el rango más alto alcanzado y, además, vuestro posicionamiento inicial en la nueva temporada estará basado en el nivel de habilidad al que llegasteis en anteriores temporadas.
La primera vez que juguéis partidas clasificatorias y al comienzo de cada nueva temporada tendréis que completar una serie de diez partidas de posicionamiento para que el sistema de asignación de partidas conozca vuestro nivel de habilidad personal. Tened en cuenta que, mientras que no hayáis completado vuestras partidas de posicionamiento, solo podréis uniros a la cola con otros amigos que también estén jugando sus partidas de posicionamiento. Una vez terminadas, conoceréis vuestro posicionamiento inicial para la temporada y podréis empezar a obtener puntos de clasificación.
Después de cada partida clasificatoria, ganaréis o perderéis puntos de clasificación. La cantidad de puntos ganados o perdidos depende de si vuestro equipo sale victorioso, de si tenía más posibilidades de ganar (según la clasificación general de vuestro equipo al empezar la partida), de vuestra clasificación personal, y de si tenéis puntos sobrantes en reserva. Salir victoriosos de una partida contra un oponente difícil os proporcionará más puntos, aunque si os derrotan perderéis menos. El "ajuste de clasificación personal" compara vuestro MMR (clasificación en el buscador de partidas) con vuestra clasificación actual y ajusta los puntos para que éste se mantenga cerca de tu MMR. Por último, los puntos sobrantes en reserva se usan en las partidas de ascenso y descenso. Echad un vistazo a la información sobre estas partidas para obtener más detalles. Este proceso de adquisición y pérdida de puntos de clasificación es el que determina vuestro recorrido por las divisiones y los niveles. Si caéis hasta los cero puntos de clasificación, vuestra próxima partida será de descenso; si, por otro lado, alcanzáis un total de 1000 puntos, pelearéis entonces por vuestro ascenso.
Para alcanzar la siguiente división (o para subir al siguiente nivel de liga si os encontráis en la división 1 de vuestro actual nivel), deberéis demostrar vuestra valía en una partida de ascenso. El proceso es bastante sencillo: una vez conseguidos 1000 puntos de clasificación, vuestra próxima partida clasificatoria será una partida de ascenso. Si ganáis, escalaréis una división y de paso recibiréis una buena suma de puntos de clasificación. Si perdéis, os mantendréis en vuestra posición actual y perderéis también la cantidad habitual de puntos de clasificación.
Una partida de descenso es básicamente lo contrario a una partida de ascenso. Si caéis hasta los cero puntos de clasificación, correréis el riesgo de descender a la siguiente división inferior y la próxima partida clasificatoria que juguéis será una partida de descenso. Si ganáis la partida de descenso, os mantendréis en vuestra posición actual y conseguiréis suficientes puntos de clasificación como para estar a salvo de un descenso inmediato; si perdéis, descenderéis a la siguiente división inferior.
Más allá de Diamante os esperan Maestro y Gran Maestro. Aquí es donde la élite se bate en épicos duelos de alta tensión e intensidad que sacuden los cimientos del Nexo. La clasificación en estas ligas funciona de forma ligeramente distinta. En lugar de divisiones, la liga Maestro os indica el número total de puntos de clasificación que habéis acumulado. Los 500 jugadores con más puntos de la Liga de Héroes y los 100 mejores de la Liga de Equipos accederán al nivel de Gran Maestro. En ellos, las insignias muestran la posición dentro de la clasificación regional de Gran Maestro, que se actualiza diariamente. Si os encontráis con un jugador con rango 3 en el nivel Gran Maestro, más os vale poneros las pilas, ¡porque se trata del tercer mejor jugador de vuestra región!

Modos de juego clasificatorios: Liga de Héroes y Liga de Equipos

Encontrad vuestra forma de jugar preferida

Así que ya conocéis los conceptos básicos y estáis deseando probar esto de las partidas clasificatorias. ¡Muy bien! Para empezar a subir de rango, necesitaréis tener acceso a un mínimo de 14 héroes (se incluyen tanto los héroes en propiedad como los de la rotación gratuita, pero sin contar a Cho'gall) con los que hayáis alcanzado al menos el nivel 5. Una vez superado este paso, lo único que resta es que os unáis a la cola de uno de los dos modos de juego clasificatorios: Liga de Héroes o Liga de Equipos.

Liga de Héroes

En la Liga de Héroes, haréis cola en solitario y entraréis en partidas con aliados y rivales que también busquen un desafío, pero no olvidéis que incluso los lobos solitarios son más fuertes cuando luchan en manada.

Optad por la Liga de Héroes si:

  • Queréis empezar a jugar clasificatorias YA. ¡NI UN SEGUNDO QUE PERDER!
  • No os importa marchar a la batalla con desconocidos.
  • Queréis conseguir las recompensas exclusivas de las partidas clasificatorias.

Restricciones para jugadores silenciados

Las partidas clasificatorias son las más competitivas y de alta intensidad. Puesto que la comunicación es fundamental para el éxito de un equipo, impediremos que los jugadores silenciados puedan hacer cola en la Liga de Héroes hasta que la penalización finalice.
Liga de Equipos

En las partidas de la Liga de Equipos, equipos preformados de dos, tres o cinco jugadores se enfrentan entre sí. Vosotros y vuestros amigos contra el Nexo. Cuando tengáis un buen grupo de amigos, este modo será idóneo. Si aún os falta un par de amigos para completar vuestro equipo, siempre podéis reclutar a un amigo.

Optad por la Liga de Equipos si:

  • Estáis preparados para hacer frente al mayor desafío que ofrece este juego.
  • Tenéis un grupo fiable de amigos listo para darlo todo en el Nexo.
  • Os morís por conseguir esas recompensas exclusivas.

La preselección, desmitificada

Sobre la composición de equipos en clasificatorias

Puede que tengáis la tentación de lanzaros directamente a la Liga de Héroes o a la de Equipos, pero antes de hacerlo deberíais saber algo más. La forma de seleccionar vuestros héroes en las partidas clasificatorias se rige por reglas diferentes a las partidas rápidas. No se trata simplemente de seleccionar vuestro héroe favorito y hacer clic en «Listo», sino que ambos equipos siguen un proceso llamado preselección.

Secuencia de preselección

Selección de héroes Una vez que un jugador escoge un héroe, este deja de estar disponible para el resto de jugadores.
Descarte de héroes Los héroes descartados no se pueden escoger. El jugador de mayor rango de cada equipo se encarga de los descartes.

Echemos un vistazo a un ejemplo típico de preselección en Heroes of the Storm. En primer lugar, con un lanzamiento de moneda virtual se determina qué equipo empieza. Vamos a llamar Equipo 1 al que va primero y Equipo 2 al rival. A continuación comienza la fase de preselección:

  1. El Equipo 1 descarta a un héroe.
  2. El Equipo 2 descarta a un héroe.
  3. El primer jugador del Equipo 1 escoge un héroe.
  4. El primer jugador del Equipo 2 escoge un héroe.
  5. El segundo jugador del Equipo 2 escoge un héroe.
  6. El segundo jugador del Equipo 1 escoge un héroe.
  7. El tercer jugador del Equipo 1 escoge un héroe.
  8. El Equipo 2 descarta a un héroe.
  9. El Equipo 1 descarta a un héroe.
  10. El tercer jugador del Equipo 2 escoge un héroe.
  11. El cuarto jugador del Equipo 2 escoge un héroe.
  12. El cuarto jugador del Equipo 1 escoge un héroe.
  13. El quinto jugador del Equipo 1 escoge un héroe.
  14. El quinto jugador del Equipo 2 escoge un héroe.

Una vez finalizada la preselección, la partida comienza. Por lo general, los equipos con una comunicación fluida durante la fase de preselección y con una composición de equipo equilibrada que tenga en cuenta los héroes con los que se sienta más cómodo cada jugador, tienen más éxito que los equipos sin ningún tipo de coordinación. Hablad con vuestros compañeros de equipo, decidles con qué héroes estáis familiarizados y observad el comportamiento del equipo contrario.

Preselección para principiantes

Al principio, el proceso de preselección puede resultar un poco apabullante, sobre todo si lo único que queréis es jugar y os importan bien poco los sutiles matices de una composición de equipos más estratégica. Sin embargo, tened en cuenta que una buena preselección puede daros ventaja. Para facilitaros un poco las primeras preselecciones, echad mano de estos consejos:

Vuestro equipo necesita saber a qué héroes tenéis acceso, cuáles se os dan bien y con cuáles aún estáis en pleno proceso de aprendizaje. Del mismo modo, debéis escuchar a vuestros compañeros.
La estrategia de vuestro equipo dependerá de los héroes que lo compongan. Algunas composiciones son perfectas para hacer presión dividida, otras combinaciones de héroes están mejor preparadas para luchas de equipo y otras se prestan a ataques relámpago. Aprovechad la oportunidad que os brinda la preselección para hablar de estrategia con vuestro equipo y escoged en consecuencia.
Mientras preseleccionáis vuestro equipo, estad al tanto de lo que esté haciendo el otro equipo. Observad qué héroes están escogiendo e intentad averiguar cuál será su estrategia.
En un mundo ideal, vuestro equipo se pondría inmediatamente de acuerdo en la estrategia de partida, todos podríais escoger justo los héroes que queríais y las argucias del otro equipo serían un desastre. Por desgracia, este mundo no es ideal. Así que, si las cosas no salen como queríais, no os lamentéis por lo que hubiera sido y centraos en cambio en lidiar con lo sucedido.

Botín de guerra

No es oro todo lo que reluce; también hay cosas como monturas y retratos exclusivos

Para algunos jugadores, pasarlo bien con sus amigos, aplastar a los enemigos y conquistar el mayor desafío que este juego ofrece para reclamar su legítimo lugar entre las leyendas es toda la recompensa que buscan. Algo así como lo de que «importa más el viaje que el destino».

Pero, oye, vivimos en un mundo material y quizás todo ese rollo místico no es lo vuestro. Si necesitáis recompensas más tangibles para sentiros satisfechos, no os preocupéis: lo tenemos todo pensado.

Recompensas de las partidas clasificatorias