StarCraft® II

¿Nuevo en StarCraft II? Pruébalo gratis
La página que has visitado no está disponible aún en el nuevo sitio de StarCraft II, pero puedes acceder a ella en el sitio clásico, más abajo.

Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas, segunda parte.

Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas, segunda parte.

Parte 2 de 4. Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas revelará comunicaciones nunca antes publicadas entre los reporteros de la UNN Max Speer y Michael Liberty. Cada comunicación ofrece un vistazo a las maniobras tanto de la Confederación como los proscritos James Raynor y Tychus Findlay, anteriormente de Heaven’s Devils.


Informe de la tarde de la UNN:

Traidores en las llamas

(UNN) – El fuego que azota todo el subcontinente de Mirsale en la luna de Haji ha sido controlado por los vigilantes esfuerzos de las entregadas fuerzas confederadas. Sin embargo, el general Sol Kervock, oficial al mando de las tropas locales de la ciudad de Geladi ha informado de que las operaciones de rescate de los ciudadanos se están viendo entorpecidas por un importante grupo de saqueadores y piratas que han surgido tras el desastre. "Por desgracia, este tipo de actividades es común en estas zonas del sistema”, dijo Kervock. "El despreciable acto de sacar provecho del dolor y sufrimiento de nuestros compañeros y ciudadanos confederados es una traición, simple y llanamente. Planeamos tratar a estos maleantes con todo el alcance de nuestra esfera militar."

Datos de texto privados enviados de MSpeer a MLiberty

Hola Mike:

¿Has visto la última sobre los incendios en Haji? Casi me dan ganas de felicitar a las mentes pensantes que están detrás de este fraude, ¡eso sí que es saber capear el temporal! ¿Así que tu irrefutable historia sobre un incendio en un reactor tenía algún cabo suelto? Bueno, dale a la gente una pequeña y moderada dosis de honestidad entre tanta bazofia y no preguntará por qué un simple “accidente” se ha convertido en un enfrentamiento en tablas de una semana.

Los hechos son los siguientes:
El fuego sigue fuera de control. Las fuerzas de rescate locales no están, en absoluto, preparadas para esto y el ejército está acordonando todos los vecindarios como “zonas de escape potencial”. La gente se muere mientras Sol Kervock maniobra para conseguir reconocimiento como “El hombre que capturó a los Diablos”. Está claro que quiere salir de esta roca y está dispuesto a hacer lo que sea para conseguir un ascenso.

Jim Raynor y Tychus Findlay todavía andan sueltos. De hecho, les robaron un par de buitres a las tropas, se dirigieron hacia ellos y los cogieron mientras los confederatas estaban luchando contra el fuego, así de fácil. Y a pesar de que podrían haber escapado fácilmente de este descontrol de humo y fuego que ha creado nuestro querido general, los dos supuesto traidores se han pasado gran parte de los últimos días ayudando a los civiles a salir de edificios en llamas.

Los nativos empiezan a verlos como héroes. Si el general Kervock no tiene cuidado, le estallará una revolución a gran escala en la cara.

Max


¡El libro StarCraft II: Diablos del Cielo (Heaven's Devils) ahora también está disponible en castellano!

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.