StarCraft® II

¿Nuevo en StarCraft II? Pruébalo gratis
La página que has visitado no está disponible aún en el nuevo sitio de StarCraft II, pero puedes acceder a ella en el sitio clásico, más abajo.

Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas, cuarta parte.

Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas, cuarta parte.

Diablos del Cielo: Transmisiones perdidas revelará comunicaciones nunca antes publicadas entre los reporteros de la UNN Max Speer y Michael Liberty. Cada comunicación ofrece un vistazo a las maniobras de la Confederación y de los proscritos James Raynor y Tychus Findlay, anteriormente de Heaven’s Devils.

Haz clic aquí para ponerte al día con las entradas anteriores.


Informe de la tarde de la UNN:

Bloqueo de Haji

(UNN) -- Se ha decretado la ley marcial en Haji para controlar los disturbios que han emergido por toda esta luna yerma en respuesta a los incendios que han reducido sus ya limitados recursos. Los insurgentes civiles han atacado a las fuerzas militares confederadas, una sorpresa para aquellos que tanto se han esforzado para protegerlos. En un trágico suceso, el general Sol Kervock cayó desprevenido en una revuelta en la zona este del subcontinente de Mirsale. El general en funciones Ternas Shan, un veterano condecorado por derecho propio, le ha presentado sus respetos al héroe caído en una ceremonia celebrada esta mañana. Posteriormente ha decretado un bloqueo de alto nivel en Haji hasta que los disturbios estén bajo control.

Datos de texto privados enviados de MSpeer a MLiberty

No tengo mucho tiempo, Mike. Me voy de esta roca en la siguiente nave antes de que cierren las puertas a cal y canto.

Kervock, tras ni siquiera 2 días de ser liberado (avergonzado pero ileso), intentó tenderles una emboscada a Raynor y a Findlay: disfrazó a sus propios hombres de civiles y les ordenó asaltar a los dos "traidores" mientras rescataban a unos obreros de un edificio que se había derrumbado. El tiro le salió por la culata, ya que el pueblo entero rodeó a los infiltrados y los linchó, literalmente. Nunca había visto tanta furia. Todo el asentamiento va a tardar décadas en recuperarse de los incendios, la destrucción y la imperdonable traición del ejército. Ya se están formando chabolas y suburbios sobre las cenizas.

La mayor mentira de la UNN es afirmar que estas personas desesperadas son los asesinos de Kervock. El general murió a manos de su propio subordinado, con un disparo limpio en la nuca. Ternas Shan vio en qué dirección soplaba el viento y decidió pasar a la acción. No hay nada peor que tener un subordinado aún más ambicioso que tú, ¿verdad? Por otro lado… Es posible que la Confederación le pidiese que acabara con Kervock para poner fin a la humillación.

En cualquier caso, el informe de la UNN demuestra que nuestros fieles jefes ven el acto con buenos ojos.

Estoy harto de este gobierno, pero no sé si existe algo mejor que pueda reemplazarlo. ¿No te da que pensar el hecho de que nuestros únicos héroes sean desertores militares y criminales? Al menos Jim Raynor y Tychus Findlay tuvieron la decencia de salvar a gente antes de desvanecerse en el horizonte con las bolsas llenas de créditos confederados.

Espero que entiendas por qué te envío estas notas, Mike. No puedo volver a la UNN y seguir contando sus mentiras. Nuestra gente necesita a alguien que les cuente la verdad. Es un deber sagrado, un deber que ya no puedo pasar por alto. Espero que algún día sientas lo mismo.

Max

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.