Avance sobre las mazmorras del parche 4.3. Tercera parte: Hora del Crepúsculo

Avance sobre las mazmorras del parche 4.3. Tercera parte: Hora del Crepúsculo

Continúa desde la segunda parte: Pozo de la Eternidad.

Hora del Crepúsculo

Tras hacer pedazos el Vuelo Infinito y recuperar la legendaria Alma de Dragón, Thrall y sus aliados deben viajar al Templo del Reposo del Dragón y reunirse con los Vuelos Verde, Rojo y Bronce. Precisarán arduos esfuerzos para llegar a su destino, porque el Martillo Crepuscular ha reunido a sus tropas cerca del templo, y está decidido a interceptar el Alma de Dragón a toda costa.

La última fase de esta serie de mazmorras tiene lugar en el Cementerio de Dragones de la actualidad, que se encuentra bajo la total invasión del Martillo Crepuscular. Los jugadores deberán escoltar a Thrall y al Alma de Dragón para que lleguen sanos y salvos hasta el Templo del Reposo del Dragón, donde dará comienzo el asalto a Alamuerte. Sin embargo, las tropas del Martillo Crepuscular son numerosas, y sus líderes siguen siendo fuertes. El grupo de asalto al templo está comandado por un hombre conocido por haber puesto su gran fuerza de voluntad al servicio de los ciudadanos de la Alianza. Ahora, su propia voluntad ha sucumbido, y profetiza que la visión cataclísmica de Alamuerte caerá de por vida sobre Azeroth.

 

Pasajes de la guía de mazmorras

Arcurion: Los ataques de la Horda y de la Alianza contra el Martillo Crepuscular han masacrado a muchos de los temibles ascendentes elementales del culto. Arcurion es una excepción en este caso, a este formidable ascendente de hielo se le ha encomendado la tarea de asesinar a Thrall y recuperar el Alma de Dragón. En caso de que este elemental corrupto tenga éxito, ya nada podrá impedir que Alamuerte haga de ujier de la Hora del Crepúsculo.

Asira Asesinaalbas: En un principio, la antigua asesina a sueldo Asira Solradiante era reacia a trabajar para el Martillo Crepuscular, pero los generosos pagos del culto pronto se ganaron su lealtad. Con el tiempo, sucumbió a la corruptora influencia de sus oscuros jefes, lo que la llevó incluso a tomar el nombre de Asesinaalbas. Por ser una de las asesinas más letales del culto, la han convocado a participar en el exterminio de Thrall y sus camaradas.

Arzobispo Benedictus: El arzobispo Benedictus es el venerado líder de la Iglesia de la Luz Sagrada. Durante años sus sabios consejos han sido de vital ayuda para que la humanidad atravesara tiempos sombríos. Pero más allá de su aparente benevolencia se esconde una terrible realidad, pues Benedictus se ha prometido a si mismo que erradicará toda vida de Azeroth con la ayuda de su oscuro maestro... Alamuerte.

Este mundo ya ha perdido a demasiada gente buena. Mientras algunos de los habitantes Azeroth se han visto traicionados a manos de aquellos líderes y consejeros en los que más confiaban, otros han traicionado sus propios ideales y su moral por perseguir una causa mayor, aunque maligna. Ha llegado el momento. Debéis actuar como ministros de guerra en nombre de los dragones Aspectos; deberéis luchar contra ecos futuros de los más poderosos líderes del presente, desbaratar antiguos ejércitos de los Altonato y la Legión Ardiente, y arriesgar vuestra propia vida para garantizar que el Martillo Crepuscular no intercepte la posesión más codiciada de Thrall. Vuestra misión os llevará más allá de los límites del tiempo. Veréis el destino que Alamuerte desea para Azeroth, un destino al que ni siquiera él sobrevivirá. Seréis testigos del suceso que dio comienzo al primer hendimiento del mundo, 10.000 años antes del Cataclismo.

Tendréis que pasar por todas estas pruebas para traer de vuelta a la existencia algo que podría parecer un simple disco… un objeto que, a pesar del paso del tiempo, nunca ha caído en el olvido. Es aquí donde comienza el enfrentamiento definitivo contra Alamuerte.

Seguid atentos para no perderos el avance sobre el parche 4.3: Alma de Dragón.

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.