Los druidas controlan los enormes poderes de la naturaleza para mantener el equilibrio y proteger la vida. Con experiencia, los druidas pueden desatar la energía bruta de la naturaleza contra sus enemigos, lanzando una furia celestial sobre ellos desde muy lejos, atrapándolos con vides encantadas o frenándolos con ciclones implacables.

Los druidas también pueden dirigir este poder para sanar heridas y restaurar la vida de los aliados caídos. Están en profunda sintonía con los espíritus animales de Azeroth.

Como maestros en cambio de formas, los druidas pueden adoptar el aspecto de varias bestias, convirtiéndose en oso, felino, gato, cuervo de tormenta o león marino con facilidad. Esta flexibilidad les permite desarrollar distintos papeles durante sus aventuras, haciendo trizas a los enemigos en un momento y vigilando el campo de batalla desde el aire al siguiente. Estos guardianes del orden natural se encuentran entre los héroes más versátiles de Azeroth y deben estar preparados para adaptarse a nuevos retos en cualquier momento.

Información general

Los druidas poseen una gran variedad de estilos de combate. Pueden llevar a cabo todos los roles: sanación, tanqueo, daño cuerpo a cuerpo y daño a distancia, pero deben ser igual de conscientes sobre las exigencias de cada uno de ellos. Incluso más que para las otras clases, es vital que los druidas adopten la forma adecuada para cada situación ya que cada forma conlleva un propósito diferente.

  • Tipo Tanque, Sanador, DPS mágico a distancia, DPS cuerpo a cuerpo
  • Barras predeterminadas Salud, Maná, Ira, Energía
  • Armadura disponible Tela, Cuero
  • Armas disponibles Dagas, Armas de puño, Mazas de una mano, Armas de asta, Bastones, Mazas de dos manos
Talentos

Los talentos del druida se centran en mejorar el poder de su forma natural y formas animales, aumentando su habilidad para invocar fenómenos naturales o incrementar la potencia de su magia de restauración de salud.

Características
Versatilidad

Las formas cambiantes de los druidas les permiten desempeñar diferentes papeles y concentrarse en ser el tanque, sanar o infligir daño. También pueden cambiar de forma para viajar más deprisa por tierra, mar o aire.

Sanar

Invocando los poderes de la naturaleza, los druidas pueden restaurar rápidamente la salud de quienes hayan resultado heridos en combate.

Defensa

En forma de oso, los druidas tienen una gruesa piel y una presencia imponente que los convierte en los protectores de primera línea ideales para los miembro más débiles del grupo.

Daño cuerpo a cuerpo y a distancia

Los druidas pueden adoptar la forma de felinos salvajes para atacar con su zarpa y morder a sus enemigos próximos, o la forma de un lechúcico salvaje para acabar con los enemigos desde lejos.

Ilustraciones
Ver todo Ilustraciones
Capturas de pantalla
Ver todo Capturas de pantalla

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.