Cataclysm

Contenido

Sin previo aviso, el dragón Aspecto corrupto, Alamuerte, surgió del corazón rocoso de Infralar, los dominios de la tierra en el plano elemental. La tierra se resquebrajó en irregulares fisuras y olas monstruosas inundaron las regiones costeras. Desde Las Mil Agujas hasta Las Tierras Devastadas, la superficie de Azeroth sufrió una violenta remodelación. Ahora, la Horda y la Alianza tienen que defender sus hogares contra Alamuerte y sus esbirros, además de soportar la perturbadora carga que supone que el mundo tal y como lo conocían ha cambiado… para siempre.

Azeroth devastado

El regreso de Alamuerte ha dejado un enorme y profunda herida sobre la faz deAzeroth. Los jugadores notarán alteraciones drásticas del terreno, miles de misiones nuevas en los niveles 1-60 y actualizaciones en el rango de niveles en algunas zonas para mejorar el flujo de misiones.

Nuevas combinaciones de raza/clase

Tras ser testigos de la práctica destrucción del mundo conocido, los miembros de la Horda y de la Alianza han centrado su atención en nuevas culturas y nuevos estudios, y han conseguido dominar artes que antes desconocían. Ahora muchas de las razas existentes presentan nuevas combinaciones de clases.

Arqueología: esto pertenece a un museo

El cataclismo ha desenterrado muchos artefactos y vestigios del pasado que habían permanecido ocultos durante eras. Los aventurerosdeberán barrer la faz del mundo para encontrar estos objetos e indagar en la historia del mundo con cada hallazgo. Ahora puedes saber más sobre la profesión Arqueología y descubrir los misterios del pasado.

Monturas voladoras en Azeroth

Ahora puedes aprender a utilizar tu montura voladora en Azeroth. ¡El cielo es el único límite!

Mejora de nivel de la hermandad

Ahora tu hermandad puede conseguir pequeños beneficios que van desde simples bonus en puntos de experiencia, o cofres de hermandad que se pueden invocar allá donde estés, hasta incluso un hechizo de resurrección en masa.

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.