Templo de Kotmogu

Durante los días perdidos de la antigua Pandaria, los gobernantes mogu construyeron templos similares a sí mismos: de tamaño inmenso, escala gigantesca e imbuidos de fuerzas tan antiguas como la tierra bajo sus pies. Las estatuas de piedra de los mogu siguen observando desde sus templos, vacíos desde hace mucho, y ecos de su supremacía persisten hasta el día de hoy. Dentro del otoñal Templo de Kotmogu, un cruel combate ha estallado por los artefactos que dejaron los mogu: tesoros más antiguos que los linajes de los reyes humanos y los clanes de los orcos, orbes de poder que se han bañado en las energías de Pandaria durante siglos. ¿Darán la fuerza de los mogu a la Horda o a la Alianza?


¡Mantente zen y coge un orbe!

  • Carrera por los recursos
  • Valle de la Flor Eterna, Pandaria
  • 90
  • 10
  • ¡El equipo que logre antes 1600 puntos de victoria gana!

Resumen de juego

La lucha por absorber el poder de los antiguos artefactos mogu comienza con los invasores del templo fuera de sus puertas en lados opuestos. Al principio de la batalla, los grupos de cada facción rebasarán las puertas y se apresurarán a reclamar los orbes que aparecen en las cuatro esquinas del templo.

Cuando tú o tus compañeros de equipo hayáis recuperado un orbe, conservadlo todo el tiempo que podáis; mantener el control de un orbe os proporcionará un aporte constante de puntos.

Proteged a los portadores de los orbes de vuestro equipo ante los ataques de vuestros enemigos: ¡conceden una importante cantidad de puntos de victoria! Procurad también que vuestro equipo ataque a los portadores de orbes del equipo rival por la misma razón.

Cómo ganar

Un campo de batalla del Templo de Kotmogu solo puede terminar de una forma:
Victoria por recursos – ¡El primer equipo que logre 1600 puntos de victoria será el ganador!

Elementos de juego únicos

Orbes

La victoria en el Templo de Kotmogu está determinada por el éxito a la hora de capturar y conservar cuatro poderosos orbes mogu. Los cuatro orbes (verde, azul, morado y naranja) esperan en las cuatro esquinas del mapa.

Conservar un orbe otorga a tu equipo puntos de victoria mientras lo conserves, pero el poder irradiado por el orbe también te concede el aspecto de los poderosos mogu, agrandándote para convertirte en un blanco claro para los rivales. Los portadores de orbes infligen y reciben daño aumentado, y la sanación que reciben queda reducida. Estos efectos son leves al principio, pero aumentan con rapidez con el paso del tiempo mientras el portador del orbe siga con vida.

Un jugador solo puede recoger un orbe a la vez (aunque varios compañeros de equipo pueden recoger varios orbes); conservar un orbe también impide usar monturas. Si mueres portando un orbe, este volverá a su punto de origen dentro del templo.

Puntos de victoria

Portar un orbe en distintos puntos de la zona proporcionará a tu equipo distintas cantidades de poder, representadas como puntos de victoria. Quédate en el centro del mapa para conseguir más puntos; la plaza circundante otorga algunos menos y portar un orbe fuera del templo menos todavía (aunque tendrás más espacio para maniobrar). Cuanto más lejos estés del corazón del templo, menos puntos obtendrás.

Dar un golpe mortal a uno de vuestros enemigos otorgará a vuestro equipo un número importante de puntos de victoria.

Cementerios

Al morir, reapareceréis en un cementerio fuera del templo, en las esquinas del mapa. En vez de tener que correr hasta vuestro cadáver para resucitar, volveréis a la vida de forma periódica tras una breve cuenta atrás.

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.