Horda

Durante casi 7 mil años, la sociedad de los elfos nobles giraba en torno a la sagrada Fuente del Sol, un manantial que se creó usando un vial de energía arcana pura del primer Pozo de la Eternidad. Alimentado y fortalecido por las potentes energías de la Fuente del Sol, el encantado mundo de los elfos nobles, Quel’Thalas, prosperaba entre los verdes bosques al norte de Lordaeron.

Sin embargo, durante la Tercera Guerra los elfos nobles fueron casi erradicados de Azeroth. Guiado por el caballero de la Muerte Arthas, el ejército de la Plaga atacó Quel’Thalas, asesinando casi al noventa por ciento de la población del reino. Entonces Arthas utilizó la mística Fuente del Sol para resucitar al nigromante caído Kel’Thuzad, mancillando la Fuente de forma irreversible en el proceso.

Temeroso de que la contaminada Fuente pudiera acabar con su cada vez más escasa raza, el príncipe Kael’thas Caminante del Sol reunió a un grupo de defensores de Quel’Thalas y destruyó la Fuente para impedir la catástrofe. Aunque los elfos nobles se libraron de la exposición continuada a las oscuras energías de La Fuente del Sol, sufrieron terriblemente su ausencia desde el retiro. Como consecuencia de ello, Kael’thas buscó desesperadamente formas de ayudar a su gente —a quienes había cambiado el nombre por elfos de sangre—y por eso se dirigió al destrozado mundo de Terrallende. Allí se alió con el demonio renegado Illidan Tempestira con la esperanza de encontrar una cura para el insoportable retiro de los elfos de sangre.

Kael’thas había asegurado a su pueblo que un día regresaría a Quel’Thalas y los guiaría hacia el paraíso, pero el tiempo demostró que sus promesas no eran más que mentiras. En Terrallende, el Príncipe se corrompió al confiar en la energía vil, la esencia oscura y corruptora controlada por la propia Legión Ardiente. Lo que Illidan no sabía era que Kael’thas también cayó bajo el control del comandante de la Legión, Kil’jaeden.

Bajo las órdenes de su nuevo maestro, el díscolo príncipe regresó a Azeroth y se apoderó de La Fuente del Sol con la esperanza de poder usarla como medio para introducir a Kil’jaeden en el mundo. Finalmente, Kael’thas fue asesinado antes de que su imprudencia pudiera llevar la desgracia a Azeroth. Tras la derrota de Kil’jaeden, el profeta Velen purificó La Fuente del Sol con el corazón imbuido por la Luz de un naaru caído, transformando el manantial en una fuente de energía sagrada y arcana.

Inspirados por el renacimiento de La Fuente del Sol, los elfos de sangre han entrado en una nueva era brillante de la historia de su antigua raza. Aunque algunos elfos aún dudan a la hora de abandonar su dependencia de la magia arcana, otros han abrazado el cambio hacia el mejoramietno de Quel’Thalas. Pero solo el tiempo dirá si los elfos de sangre pueden evitar repetir los trágicos errores de su pasado.

Zona de inicio:Bosque Canción Eterna
Durante milenios, los elfos de sangre han considerado al resplandeciente Bosque Canción Eterna como su verdadero hogar. Sin embargo, el control de esta región forestal no ha estado exento de riesgos. Decidido a apoderarse de la mística Fuente del Sol de los elfos, el príncipe Arthas surcó un camino de destrucción a través del corazón de Quel’Thalas durante la Tercera Guerra, dejando una impía cicatriz a través del Bosque Canción Eterna. Hasta la fecha, los elfos han trabajado con ahínco para eliminar a los no-muertos restantes de sus tierras y para limpiar las heridas del ataque de Arthas, pero aún queda mucho para acabar esta tarea. Mientras Quel’Thalas mira hacia un nuevo futuro, consolidar la seguridad y el bienestar de Canción Eterna será un primer punto crucial.
Ciudad capital:Ciudad de Lunargenta
Hace menos de una década, la maravillosa capital de los elfos nobles, Lunargenta, fue casi destruida durante una brutal invasión de la Plaga. Bajo las órdenes del príncipe Arthas, los no-muertos arrasaron la ciudad y corrompieron las sagradas aguas de La Fuente del Sol. A pesar de este terrible acontecimiento, los elfos nobles—ahora conocidos como los elfos de sangre—han trabajado para reconstruir su destrozada capital. Recientemente, el renacimiento de La Fuente del Sol ha animado a los elfos, quienes han continuado recomponiendo las cicatrices de Lunargenta con la esperanza de devolver su antiguo esplendor a la joya de la corona de Quel’Thalas.
Montura racial:Halcones zancudos
Cuando Kael’thas guió a sus seguidores hacia el destruido mundo de Terrallende, los entusiastas halcones zancudos que llevaron consigo demostraron ser recordatorios de bienvenida del hermoso hogar de los elfos de sangre en Quel’Thalas. Valoradas por su seguridad y velocidad, estas coloridas aves representan el esplendor inherente de los bosques del reino de los elfos de sangre. Aunque la tragedia ha golpeado a Quel’Thalas en los últimos años, los halcones zancudos continúan siendo una parte importante del día a día de los elfos.
Líder:Lor’themar Theron, Señor Regente de Quel’Thalas
El regente Lord Lor’themar Theron está al corriente del sufrimiento al que se han enfrentado los elfos de sangre en los últimos años. Tras sobrevivir a la brutal invasión de la Plaga en Quel’Thalas, se le confió la salvaguardia del reino elfo durante la estancia del príncipe Kael’thas en Terrallende. Poco después, la voluntad del Lor’themar fue puesta a prueba cuando el Príncipe, corrompido por las energías demoníacas, regresó a Azeroth e intentó usar La Fuente del Sol con propósitos funestos. Kael’thas fue posteriormente asesinado por su traición, dejando a Lor’themar al frente del destino de los elfos de sangre. Con el renacimiento de La Fuente del Sol, un brillante futuro se extiende ante Quel’Thalas.Será Lor’themar, quien sobrevivió a muchos de los días más oscuros del reino, el que guíe de forma adecuada a su gente hacia su nuevo destino.
Características raciales de los elfos de sangre
Torrent Arcano

Los elfos de sangre pueden interrumpir la magia, silenciando brevemente a todos los taumaturgos a su alrededor y restaurando parte de su maná.

Afinidad Arcana

Los elfos de sangre están versados en las artes místicas y reciben una bonificación en encantamiento.

Resistencia a la magia

Los elfos de sangre tienen una resistencia natural a la magia.

Arte
Ver todo Arte
Capturas
Ver todo Capturas

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.