Los arqueólogos recorren el mundo e, incluso, lugares más lejanos, en busca de misteriosos restos del pasado. Sus excavaciones descubren todo tipo de artefactos y un arqueólogo persistente investigará desde objetos históricos comunes hasta misteriosas artefactos de enorme rareza.

Los artefactos ofrecen una mirada única e inestimable sobre la historia del mundo, pero algunos coleccionistas están más que dispuestos a determinar su valor económico. Tras documentar los descubrimientos en su diario, los arqueólogos pueden vender los objetos que encuentran a vendedores y comisarios de museos para sacarse un dinerillo extra.

La arqueología es una profesión secundaria: todo el mundo puede aprender a investigar y a reconstruir las ruinas del pasado, independientemente de las demás profesiones que haya elegido.

Todos los arqueólogos empiezan estudiando los mapas de Azeroth para encontrar las ubicaciones de las excavaciones arqueológicas más prometedoras, y después investigan esos lugares a pie, con la ayuda de los instrumentos de estudio, para intentar determinar dónde yacen los preciosos fragmentos históricos de esa zona. En las distintas ubicaciones se descubren distintos tipos de artefactos históricos, que conllevan distintas recompensas.

Los arqueólogos que invierten tiempo en mejorar su habilidad a lo largo del tiempo descubren objetos cada vez más valiosos y poco comunes, y su conocimiento sobre el mundo y el pasado de Azeroth crece junto con la colección de artefactos.

Instrucciones
  • Paso 1
    Cuando hayas aprendido la habilidad de arqueología, verás la ubicación de las excavaciones disponibles en tu mapa. Cada excavación está indicada por el icono de una pala. Para encontrar tu excavación, empieza por viajar a un icono de pala que veas en el mapa.
  • Paso 2
    Cuando llegues a la excavación, el mapa te mostrará la zona general en la que debes excavar. Acércate a cualquier lugar dentro de esa área y elige "Estudiar" en tu menú de profesiones.
  • Paso 3
    Aparecerán tu telescopio y tu aparato de observación, que mostrará un color (rojo=lejos, amarillo=cerca, verde=muy cerca) para indicarte lo lejos que estás del lugar de excavación. El telescopio siempre te indicará en qué dirección está el lugar de excavación y el monitor de distancia te ayudará a determinar lo cerca que estás.
  • Paso 4
    No dejes de moverte ni de estudiar. Cuando estés muy cerca del lugar de excavación, la acción de estudiar la desenterrará y conseguirás fragmentos de las artefactos que has venido a descubrir. Normalmente, es posible encontrar más de un objeto en una misma excavación.
  • Paso 5
    A medida que desentierres más fragmentos, estarás más cerca de reconstruir un artefacto. Cuando consigas reconstruir un artefacto por completo, obtendrás una recompensa y la historia del objeto se reflejará en la sección de arqueología de tu menú de profesiones.

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.