Os damos la bienvenida a las fallas de desafío

Os damos la bienvenida a las fallas de desafío

Las fallas de desafío otorgan a los jugadores la oportunidad de intentar retos con clases y equipaciones nuevas. ¿Nunca las habéis probado? ¡Seguid leyendo para saber qué son, cómo jugarlas y las recompensas que podéis obtener!


¿Qué es una falla de desafío?

Una falla de desafío es una copia exacta de una falla superior completada por otro jugador con anterioridad. Para crear una falla de desafío, cada semana «fotografiamos» una falla superior de la cuenta de algún jugador. Recreamos su personaje exacto para la falla, incluidos su equipo, niveles de leyenda y selección de habilidades.

¿Queréis una descripción en vídeo? Echad un vistazo al anuncio original de las fallas de desafío.

Al enfrentaros a una falla de desafío, estáis jugando una copia exacta de la falla superior que completó el jugador con el mismo personaje. Los diseños de los niveles, los enemigos y los pilones serán exactamente los mismos. Cada semana, la primera vez que superéis el tiempo original, obtendréis una cartera repleta de recompensas, incluidos materiales de artesano y esquirlas de sangre.

Las fallas de desafío rotan cada lunes por la tarde, según el siguiente orden de clase: cazador de demonios, nigromante, bárbaro, mago, monje, médico brujo y cruzado.


¿Cómo juego una falla de desafío?

Las fallas de desafío son un modo de juego distinto e independiente. Podéis seleccionarlo en la misma pantalla donde optáis por entrar en los modos Historia o Aventura. No hace falta que os preocupéis por elegir personaje antes de entrar: todo el mundo tiene acceso al mismo, con el mismo equipo, las mismas gemas y los mismos puntos de leyenda. Cuando estéis en el Centro de Desafíos, podréis ver con qué herramientas contáis en el espejo de alma.

Hay otras herramientas disponibles para que os familiaricéis más fácilmente con la nueva equipación. En la parte izquierda del Centro de Desafíos encontraréis un corpulento castigador que volverá a aparecer constantemente para absorber todo el castigo que podáis infligirle. No dudéis en usarlo para probar vuestra capacidad de causar daño a un solo objetivo. A la derecha, tenéis a grupo de soldados aparecidos esperando para recibir vuestros ataques de área más potentes.

Cuando estéis preparados para intentar la falla de desafío, haced clic en el obelisco de desafío, situado en el medio del Centro de Desafíos, para empezar.

Una vez dentro de la falla, os daréis cuenta de que es muy parecida a una falla superior típica, con la diferencia de que, en este caso, se trata de superar el tiempo de finalización del jugador original. ¿Podéis completar la falla antes que él? ¡Solo hay una forma de averiguarlo!


¿Qué más debo saber sobre las fallas de desafío?

Las fallas de desafío son una experiencia única en Diablo III. Son una oportunidad para competir contra vuestros amigos y el resto de la comunidad en absoluta igualdad de condiciones. Todos los jugadores tienen el mismo equipo y la misma configuración de habilidades y puntos de leyenda. Además, la falla superior es la misma para todos, incluidos los monstruos y el mapa. Completar una falla de desafío tan rápido como sea posible es una prueba de vuestro conocimiento del juego, vuestra habilidad con la clase en cuestión y vuestra capacidad de analizar situaciones y sacarles el máximo provecho.

Puede que merezca la pena apuntar dónde están los grupos de élite, los pilones y otra información importante sobre el mapa.

Aun así, la competición no le gusta a todo el mundo y, si es vuestro caso, no pasa absolutamente nada. La mayoría de las fallas de desafío se pueden completar sin problemas con pocos intentos y, si superáis el tiempo original, obtendréis una estupenda bolsa de materiales de artesano. Esta recompensa, que podéis obtener una vez por semana, se reinicia el lunes por la tarde, cuando esté disponible la nueva falla de desafío.

Si queréis intentarlo, conseguir las recompensas y volver a vuestro personaje de temporada, pero pensáis que la equipación del monje de esa semana no se os da bien, también podéis reunir a un grupo de amigos para enfrentaros a la falla juntos. Descubriréis que el proverbio «divide y vencerás» acelera mucho el proceso y puede ser muy divertido competir entre vosotros para ver quién llega al siguiente grupo de esbirros.

Por último, no os sorprendáis si os encontráis con equipaciones y configuraciones raras en las fallas de desafío. Puede que el jugador original cambiase de personaje a toda prisa y le faltasen una o dos gemas legendarias cuando copiamos su falla. O puede que el desafío de esa semana sea un personaje de temporada recién subido de nivel, con el equipo variopinto que cabe esperar en casos así. No pasa nada. Siempre es divertido probar algo distinto al metajuego. Después de todo, Diablo III es un juego de progresión y todos hemos estado en esa situación. Así que adelante, ¡a superar esos desafíos!

Cargando comentarios…

Se ha producido un error al cargar los comentarios.