[Tablón onrol] Movimientos en Tierras del Interior

Juego de Rol
Extracto del diario privado de Keliahganar Sombraluna:

Es curioso como a un día de que el Culto de las Sombras parta a cumplir la misión encomendada la situación en Pico Nidal es peor que los propios altercados que podamos tener con el enemigo.

Si bien es cierto que no estaba ayer en los sucesos acontecidos en la base, se me ha informado de todo lo que allí sucedió y que dio como consecuencia la detención del Gran Maestre Murgran de Piedra de Luz y de su escudero Bellami.

Lo que me queda claro desde luego es la falta de respeto que entre las diferentes hermandades estamos allí destinadas, en absoluto se respeta a los compañeros ni a los superiores que aun no perteneciendo a tu compañía se le debía de tener.

Independientemente de que el comportamiento del Gran maestre fuese cuestionable, pues todos los allí reunidos coinciden y así me lo ha hecho saber Elendiar Lunaplateada Consejero del Culto de las Sombras, la situación paso de ser de ilógica (citando sus palabras exacta) a bochornosa.

No puedo quitar la razón ni darla en este caso pues desconozco los motivos exactos que llevo al Gran Maestre a querer detener y ajusticiar a otro Paladín, pero si que me impacta y me preocupa las cosas que allí se dijeron, que aunque se pidieron disculpas a posterior alegando "la tensión del momento" (aceptadas pues no podía ser de otra forma) no dejan de ser preocupantes y me hace cuestionarme la realidad de de lo que significa estar en la Alianza y la unión (inexistente) entre los clanes destinados en Pico Nidal.

Es cuestionable el uso de la vida privada de alguien para atacarle y avergonzarle si eso pudiese ser?.., expresiones como "fo lla ren´doreis no eres quien para dar clases de honor por que te acuestas con una usuaria de las sombras" se dejaron escuchar en medio de la trifulca., y no una ni dos veces..., este argumento se esgrimió en varias ocasiones.

Son las relaciones interraciales una herejía, o lo son por ser yo ren´dorei y mi Paladín un devoto de la luz?

Esto es ético? , es ético que la mera presencia de Elendiar Lunaplateada sentado alrededor del fuego, compartiendo conversación con el resto de los allí presentes, fuera considerada como herejía, por parte de algunos sacerdotes?

Somos bienvenidos realmente en Pico Nidal?, se nos toma en consideración cuando estamos en batalla con los demás clanes y sangramos al igual que los demás para defender unos valores que a priori todos defendemos?

Son muchas las dudas que me surgen y a la espera de juicio de Murgran solo quiero marcharme para realizar la misión que tenemos encomendada, prefiero poner mi vida en peligro defendiendo los intereses de la Corona, intereses que he jurado proteger y servir que seguir aguantando desplantes y comentarios xenofobos simplemente por ser lo que soy.

También me preocupa la posible radicalización de mi prometido, pues últimamente discutimos mucho sobre esta cuestión y sobre las leyes de la Iglesia que se han de cumplir si o si, y también de los que se puede considerar herejía o no, pero estas cuestiones se verán en un próximo juicio que tendrá lugar en Pico Nidal.

A mi llegada y después de enterarme de estos sucesos y queriendo ver al prisionero se me negó el acceso cosa que evidentemente no fue de mi agrado pero las normas son iguales para todos y evidentemente estoy atada a cumplirlas me gusten mas o menos.

Las dudas cruzan mi mente y los susurros se hacen por momentos insoportables, cuanto antes estemos listos antes dejaremos Pico Nidal y a nuestros "supuestos" aliados.

No veo la hora de poner tierra de por medio....
*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 09/10. Debido a problemas inesperados no hemos podido acometer el operativo, quedando la unidad en la base ayudando en tareas rutinarias.

*Se escucha un corte y de nuevo la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 10/10. Hemos recibido ordenes de Lord Caerdagor Fancaster de investigar la actividad trol cerca de Shadra'Alor junto a los Caballeros del Código. Debatimos sobre como llevar el operativo a cabo aunque sin llegar a ninguna conclusión final por el momento, pero fue un buen intercambio de ideas, aunque personalmente me preocupa la posibilidad de que el operativo se extralimite más allá de la exploración. Nuestro debate fue interrumpido por la llegada de varias personas, con lo que al final acabamos hablando de temas diferentes en un ambiente cordial. En lo personal disfrute especialmente de la charla con el ren´dorei Elendiar, sus particularidades de pensamiento lógico y razonado como motor principal, y me pregunto si realmente único, me resultan atrayentes a un nivel de estudio.

Por desgracia la velada se fue al traste con la aparición del caballero Murgan el cual la emprendió nada más llegar con el brigadista Eberth Deschain por motivo de asuntos pasados. Aunque ordene al segundo oficial que se retirase, orden que cumplió, y trate de hablar yo con el caballero este me ignoró haciendo imposible que pudiera mediar en el asunto. Tras no poco revuelo finalmente la guardia Martillo Salvaje detuvo al caballero que presento fuerte resistencia, y se llevo retenido al Brigadista que no se resistió en ningún momento. Desafortunadamente el escudero Bellami también fue retenido al darle el alto los guardias pero tratar este de huir, pese a las advertencias y consejos de muchos de los presentes, incluida la que habla, de que no lo hiciera, pues nada había hecho el mozo y huir al alto solo le pondría en problemas.

Quedando todo bajo jurisdicción local a la espera de juicio se agregarán los informes oportunos al informe para el mando llegado el caso.

*Se escucha un corte y de nuevo la voz de la gnoma*
Anexo a la bitácora con fecha 10 del 10. Me he reencontrado de forma inesperada con dos exbrigadistas, las señorita Krisantema y Lady Bica, que dejaron la brigada poco antes de la marcha a Pico Nidal, y las cuales ahora forman parte de la Casa Flecha Lunar, la cual ha venido a unirse a la batalla en la región. Han ofrecido su ayuda así que solicitaré al mando que les permita unirse a nosotros en nuestra misión actual, sin duda podrían ser de gran utilidad para la misma, no es que nos sobren rastreadores ni exploradores precisamente.
*Murgran se mantuvo toda la noche realizando una cadena de oraciones a la Luz como penitencia y petición de dejarlo todo en sus manos, pues el mismo no veía el sentido en intentar luchar por justicia o por las mismas leyes cuando no se le da el respeto ni el reconocimiento adecuando, cuando sintió los primeros rayos del día en la cara, abre los ojos, y se levanta pues sus oraciones ya se habían dado por hechas.*

*Observa que el joven escudero esta durmiendo, el pobre Bellami se ha visto implicado en un acto que era completamente responsabilidad de Murgran, por lo que hace una mueca y niega con la cabeza*

*ss* No deberias estar aqui, muchacho...

*Murgran sabia que Bellami era un ser con mucha afinidad por la luz, por lo que le pidio mucho a la luz durante las horas nocturnas, que si no debia ser el mismo quien guiaria al chico por la senda de la luz, que sea la misma luz quien lo guíe, pues no queria que el chico se perdiera de esa senda.*

*Murgran se sienta junto a los barrotes y empieza a recordar a todas las personas a las que le pudo haber fallado con el querer hacer justicia. La primera persona que se le vino a la mente, fue su amada Keliahagnar. Murgran toma la insignia de la Liga y la aprieta con la mano suspirando*

*Luego el recuerdo de su fiel hermano Uriel le atormenta pues habia dejado se llevaran su escudo, recinto del alma de su fiel alto cruzado y hermano, Murgran da un golpe fuerte al suelo pues se frustraba ya que habia puesto en peligro tambien la vida de su amigo*

*Y por ultimo el recuerdo de su Maestro. Fardring Tragarocas, fundador de la orden. Que pensaria el Maestro al ver, como Murgran Stonefury, su escudero, acaba arrestado y lo mas probable expulsado de algunas tierras solo por intentar aplicar la justicia de la Santa Iglesia de Forjaz, la iglesia que le bautizo en la luz tanto a el como a muchos otros enanos y Gnomos*

*Murgran cierra los ojos y alzando la cabeza suspira antes de pedir perdon por sus fallos a todos aquellos a los que amaba, incluso a la misma luz*

*ss* Pase lo que pase hoy... siempre te sere fiel a ti y a tus preceptos...santa Luz.
Informe de avances en el frente Tempespluma. (Redactado por el hermano mariscal Pietreus Balnir de la Sagrada Orden de los caballeros del Antiguo Código de Lordaeron a todos los lideres de la coalición)

Los hermanos codicenses que quedaron como refuerzo en la Avanzada Tempespluma, bajo la supervisión de su mariscal Pietreus, después de una exploración perimetral cunado llegaron a la avanzada, vieron posible establecer un puesto avanzado de observación en una colina próxima al sur de la posición, por lo nos dispusimos a reforzar la cima, que cuenta con un solo acceso por su cara sur.
Dichos refuerzos constan de dos barricadas de troncos insertos en zanjas y unidos entre si con cuerdas para mayor robustez, para lo cual hubimos de talar y transportar varios árboles con sogas y nuestras propias monturas. Uno de ellos situado en el acceso a la cima y otro en el saliente de la cima para parapeto de tiradores y observadores. Queda a disposición de todos para su utilización.

Durante la construcción, nuestro vigía, el hermano Aliden, avisto una pequeña patrulla de reconocimento troll formada por 6 miembros, con protecciones de cuero y armamento ligero, la cual avisto las señales de nuestro trabajo en el llano y descubrieron nuestra posición en lo alto de la colina. No podíamos permitir que ninguno alertara de nuestros movimientos, por lo que entablamos combate con ellos. Gracias a nuestra posición elevada y a haber terminado justo a tiempo la primera barricada, pudimos hacerles frente con holgura dando muerte a los 6 no sin arduo esfuerzo y heridas en nuestro cuerpo.
Tras la reyerta, amontonamos los cuerpos y les prendimos fuego haciendo una pira.

Después de terminar las fortificaciones, regresamos a la Avanzada Tempespluma para ponernos en marcha hacia Pico Nidal, estimamos llegar a última hora de la tarde.

Solicitamos del mando adjunto, envíen refuerzos de los martillo salvaje para protección y guarda de la avanzada establecida en la colina sur de la Avanzada Tempespluma. Nos permitiría poder observar desde su privilegiada posición, los movimientos de nuestros enemigos en la zona.
Carta con el símbolo de la Orden del Alba de Plata.

Se hace saber que un grupo de expedición y primer contacto de la Orden del Alba de Plata se dirige como refuerzo a las Tierras del Interior para preservar las posiciones de la Alianza en la zona. La llegada encabezada por Sir Natsu Dragneel, Señor Cruzado de la mencionada Orden llevará apoyo médico y en su caso militar. En vista de que la situación se agrave, se compromete a mandar el grueso restante de la Orden cifrada en casi veinte Hermanos mayoría veteranos de las Guerras contra la Legión. El día previsto de llegada es el día quince del décimo mes.

Como sabiendas de quienes organizan el evento no coinciden con algunas de nuestras filosofías se hace saber que en pos de la primera Virtud, el Respeto y las órdenes del Rey Wrynn todo Hermano del Alba de Plata guardará el debido respeto y no toleraremos faltas entre los mismos miembros ni entre los aliados.

Que la Luz nos Bendiga a todos. Por la Alianza.
*Se acercaba la hora de volver a la celda, como dictaba la sentencia, Murgran debía dormir en las celdas como si de su habitación se tratase por diez noches, por lo que clava el ultimo mensaje en el pico de una de las estatuas de Águilas de los Martillo Salvaje, y coloca otras dos en el buzón, pues estas serian enviadas a la Iglesia de Forjaz y al recinto de Piedra de Luz, Yunquemar*

Estimados compañeros

Escribo este mensaje, con la idea de informaros los recientes acontecimientos a voz propia, y ademas como prioridad: Disculparme. Hace un par de noches he cometido los actos que ahora mismo me tienen penitenciado en una celda, pues he intentado llevar ante la justicia, o mejor dicho arrestado a un hombre por decir herejías, un hombre que muchos consideran "Caballero". No ha sido pues el motivo del por que, el que me ha traído a estas mazmorras, si no el modo en el que intente llevar a cabo la labor. Desde mi partida hace unos meses de Ventormenta, en busca de llevar a cabo una misión de suma importancia para la coalición que representaba en Kul Tiras, una misión que en principio era secreta, pero al terminar la primera fase, o la fase de preparación como le llamo yo, deja de serlo. Pues estaba estudiando la presencia del vacío en la zona, la contaminación de la azerita y los diferentes cultos que hacían todas estas cosas. Tuve que infiltrarme como un pirata, cometer inclusos actos que jamas cometería respetando los preceptos que mi maestro al fundar la orden implementó. A este hombre le he dado de golpes, no golpes de justicia, si no de ira, rabia y desespero, pues me deje llevar por el egocentrismo y no toleraba que se me desautorizara aun siendo un Gran Maestre, mucho menos un caballero. Por otro lado este ha insultado mi relación amorosa que no tenia nada de secreto ni de lujurioso o pecaminoso.

Al pasar una noche en la celda, me puse a pensar en todas las personas que había puesto en peligro por mis actos descabellados, como lo es el caso de mi escudero Bellami, un ser muy noble y con gran afinidad en la luz en todos los sentidos, mi prometida Keliahganar puesto que use el pretexto de defender nuestro amor para llenarme de ira y explotar ante provocaciones, a mi maestro por haber hecho caer tan en bajo el nombre de la orden, una orden que representaba Justicia, Bondad, Honor, Humildad, Lealtad, Amor y Entereza, pues he incumplido todos estos preceptos en una misma noche, a mi hermano Uriel Lyssane pues su alma aun esta atrapada en mi escudo y ahora sere solo yo quien tendra que salvarle puesto que he perdido a todos los aliados que me quedaban.

Como es de esperar, todo mal es de pagar, y yo ya estoy pagandolo. Pues estas diez noches no cambian nada en mi, mas lo que he perdido es mucho mas valioso que el mismo tiempo. Soy un enano y diez días me pasan en un espabilar. Lo que he perdido ha sido la paz, pues todos estos preceptos llevan a ella, he perdido al amor de mi vida pues ella considera que mi pena y mi castigo se debe al amor que nos profesamos, he perdido el derecho de dirigir una orden tan honorable como lo es Piedra de Luz, al ser el primer miembro y de paso Gran Maestre que ha sucumbido a los malos sentimientos.

Antaño puedo decir y muchos me lo han afirmado al decirme "No eres el mismo Murgran, te has vuelto Radical" que contaba con esos preceptos, tal vez tenga que dejar de dirigir la orden, pero no de representarla pues Piedra de Luz ha sido la orden que me ha visto nacer en la Luz y no pienso darle la espalda, lo haré como un simple caballero errante, como antaño lo era... tal vez si retomo mi viejo camino pueda retomar mi viejo modo de ser y en cuanto se me permita iré en busca de la salvacion de mi hermano...Que la Luz me perdone, que ustedes me disculpen, y que la pena que yo mismo me estoy calvando como castigo, algún día pueda ser absuelta.

Murgran Stonefury
Caballero Errante de Piedra de Luz.
Misiva al comandante en Pico nidal. Informe sobre la misión encargada de eliminar al "boticario" y su séquito de guardias de la muerte.

Os informo que tras asistir al juicio ayer noche, todos los Hermanos del Código desplegados en el frente al mando natural de sus maestres Olivier y Pietreus, partimos hacia el enclave donde nos han informado que se encuentran ese "boticario" y sus guardias renegados. Que al llegar al susodicho lugar, desplegamos una avanzada de exploración para obtener toda información posible del campamento de estos renegados y sus actividades,y, que tras recibir el informe de los tres exploradores desplegados, decidimos el plan de ataque. En dicho plan y vista la situación, se decide por abatir al "boticario" desde la distancia con nuestros tiradores aprovechando el factor sorpresa, para a continuación desplegarnos en el acceso al campamento para cortar toda posibilidad de huida y hacer frente en el cuerpo a cuerpo a los guardias allí apostados.

La brillante y certera actuación de nuestros veteranos tiradores dio un gran y pronto resultado contra el "boticario" que fue abatido, el resto de los hermanos con sus mariscales a la cabeza rechazaron y abatieron poco a poco, aguantando la línea de escudos en la entrada del campamento, al resto de la fuerza renegada desplegada, por lo que es un placer y un honor informaros que la misión a sido llevada a cabo con total éxito.

Hermano Pietreus Balnir, mariscal de la Sagrada Orden de los Caballeros del Antigio Código de Lordaeron.
Cuaderno de Banthalos

Tras el duro y largo viaje tanto en barco con los peligros que recorren Kalimdor a día de hoy como el viaje en sable hasta Tierras del Interior, no supimos bien donde ubicarnos o a quien preguntar, por suerte Lady Keliahganar Sombraluna y Livji alias “Doc” nos ayudaron a entender bien todo lo que se tenía que hacer. La noche fue tranquila, estableciendo un campamento cerca de Pico Nidal.

El día siguiente a nuestra llegada transcurrió con relativa tranquilidad, más allá de alguna charla con los miembros que participan en esta contienda, como Zaeth Saqueasombra o Lady Januar Luz de Plata. Nuestro grupo decidió explorar tras aclarar cual será nuestra participación con el grupo de “Doc”: La Brigada de Tiramar. Los nervios están a flor de piel ya que este día tampoco se ha realizado intervención alguna por un juicio que desconozco. Espero que todo marche bien para todos los participantes y volvamos a casa cuanto antes.
Informe del Hospital Militar, tercera noche.

La noche se ha presentado tranquila en un principio, dos grupos de Leones de Sangre y de El Culto de las Sombras han partido a la búsqueda de "el aojador".

Yo he aguardado en la Avanzada, realizando revisiones a los distintos heridos de Lanza de A Dal, con el objetivo de que se encuentren en condiciones óptimas lo antes posible.

Me he podido permitir un pequeño descanso antes de que los grupos volvieran, varios de ellos han resultado heridos leves, exceptuando a una elfa, de cual nombre desconozco, que no podía ver a causa de un ataque de sombras que impactó contra sus ojos y la cegó.

Gracias a los Augustos, todos terminaron curados y en proceso de recuperación.

En total, esta noche todos los heridos han sido sanados con éxito, y no ha habido ningún muerto.

Caroline Asui, maestra tejedora de niebla y sanadora del Hospital Militar.
RANA(Firma de Caroline)

PD: Agradezco la ayuda proporcionada por los miembros de Lanza de A Dal y a mis compañeros de La Senda del Jade por ayudarme con la preparación del Hospital para esta noche.


(OFFROL: Quiero aprovechar para agradecer a todos aquellos que rolean el hospital militar viniendo a ser sanados o viniendo a ofrecer ayuda, espero que siga siendo así, os recibiré con los brazos abiertos ^^)
Del diario del Profesor Saqueasombra. Entrada correspondiente al 11/10.

Hoy hemos salido en misión militar, con el objetivo de infiltrarnos en un templo Vilrama para rescatar a unos enanos que nuestros informes secretos daban como prisioneros. Aprovechando el sigilo de la noche y nuestra habilidad para acabar con enemigos de forma silenciosa hemos logrado llegar a la parte de atrás del templo conocido como Altar de Zul y trepar por sus paredes, apoyados en ganchos y en cuerdas.

Al llegar arriba y liberar a los enanos hizo su aparición un Cazador de Sombras Vilrama que, sin que pudiésemos hacer nada, mató a los enanos, proclamando que habíamos caido en la trampa. Lo derrotamos, aunque quedamos magullados, y esto hizo sonar unas metafóricas alarmas y avisar a la gente del templo. Abrimos una portal y volvimos a Avanzada Quel'danil, aunque alguno de los objetos que nos lanzaron mientras intentábamos hacerlo nos impactaron.

Estamos recuperándonos para volver al combate.
Extracto del diario privado de Keliahganar Sombraluna:

Me sigue llamando la atención como de un día para otro las cosas que tenia seguras y que pensaba que no cambiarían dan un vuelco y desaparecen.

Ver a Múrgran enfrentarse a un juicio sumarísimo fue mas de lo que en principio podía soportar, pero allí estuve sin decir una palabra, observando callada mientras asumía su culpa y se dictaba sentencia.

En realidad eso es lo de menos pues para un paladín no hay peor cosa que caer en desgracia y perderlo todo, hasta lo que le es mas querido.

La reunión que la Liga Ecuménica que tuvo lugar a continuación del Juicio no fue mejor…, si bien es cierto que mi indignación fue creciendo por la falta de empatía de los sacerdotes que adoran a su querida Iglesia de la Luz.

Donde están esos prefectos de los que la Iglesia tanto se le llena la boca, donde esta la misericordia para con un hermano caído, donde esta el perdón, donde quedan las alianzas cuando se sustituyen por reproches?

La falta de empatía mostrada se me antojo una bofetada en toda la cara cuando hacía escasas semanas esta misma Iglesia estando en una situación de lo mas precaria era socorrida por la Liga Ecuménica para su beneficio y el de la misma Liga, pues un eslabón débil puede romper una cadena que ahora me pregunto si existe.

La decisión de romper mi compromiso matrimonial no fue fácil, al contrario. No puedo permitir que nunca mas se use mi relación con Múrgran para atacarle a el o a sus principios éticos…. Jamás permitiré que eso vuelva a ocurrir, y si me tengo que hacer a un lado para que no se le abochorne con insultos hacia su persona eso haré, y eso he hecho con todo el dolor de mi corazón.

No pudiendo aguantar mas esta situación, además de que la convivencia en Pico Nidal se hacia insoportable, decidí trasladar nuestra base de operaciones a la Avanzada Tempespluma. La única buena cosa que ocurrió esa noche pues allí estaba la Condesa Yuncaz y los Leones de Sangre aliados de la Liga.

Como caídos del cielo entablamos conversaciones para acometer la misión encomendada al Culto con la suerte de que la Condesa se avino a complementar nuestra tropas y así acometer en dos frentes la localización de un Hechicero Trol que según los informes de los que disponíamos estaba en las cercanías.

El tener a dos grupos diferentes y además entremezclando los miembros del Culto con los miembros de Leones no solo nos permitía ampliar la zona a batir, si no también conocer un poco mas a nuestros aliados y su forma de combatir.

Después de decidir las acciones a tomar ambos grupos tomaron sus respectivos caminos que aunque complementarios les llevaría por direcciones diferentes.

Por nuestra parte nos adentramos en el bosque para inspeccionar unas ruinas abandonadas hace tiempo, ni los rastreadores ni los magos eran capaces de localizar ningún tipo de movimiento a nos ser alguna figura esporádica de un trol que se dejaba ver para a continuación desaparecer…., esta situación cambio después de que cansados de jugar al ratón y al gato uno de lo leones golpease un enorme Gong de Bronce que se hallaba en un lateral de las ruinas.

Si bien la avanzadilla trol que apareció de inmediato no era numerosa, si que nos costo el tomar ventaja y ganar la primera escaramuza, sin apenas heridos pero cansados pues como digo presentaron batalla aun siendo nuestro grupo numeroso en efectivos. Lo que si pudimos averiguar con asombro que los Brujos trols a los que nos enfrentamos hacían uso del Vacío

Lo que paso después si fue desconcertante, una figura de un trol imbuido por las Sombras se presento ante nosotros identificándose como el propio Zundada, aquel al que teníamos que ajusticiar.

Los ataques que se dirigieron hacia el Hechicero lo atravesaron como si de un fantasma se tratase y fue nuestro Consejero Elendiar Lunaplateda el que advirtió que solo se trataba de una proyección. Haciendo uso de sus capacidades el mago usando su afinidad con las mismas energías primigenias que rodeaban al trol logro identificar su impronta mágica, aunque lo mas intrigante del caso es que Zundada conociese el nombre de Elendiar.

Lo que hemos sacado en claro de este primer enfrentamiento son dos cosas, según nuestras pesquisas el siguiente paso es Shaol´Watha, y lo segundo y mas importante es que haciendo uso de la impronta del hechicero trol podremos averiguar donde se esconde el mísero o por lo menos desde donde se produjo el hechizo ilusorio.

Con estos datos y una vez desaparecida la proyección del enemigo nos dirigimos de nuevo hacia Tempespluma viendo con satisfacción que la avanzadilla liderada por la Condesa se encontraba sana y salva en el asentamiento.

En estos momento Elendiar esta concentrando sus habilidades para dar con la ubicación exacta de nuestro adversario.

Aun teniendo en cuenta el peligro que esto supone me alivia tener la cabeza ocupada gestionando los movimientos del Culto, esto evita que mi mente se pierda por recovecos emocionales que en estos momentos no estoy en condiciones de afrontar.

El segundo asalto esta a las puertas, Zundada vamos a por tu cabeza…..
Cuaderno de Banthalos

Tercer día de la contienda en Tierras del Interior

Por suerte para la Casa Flecha Lunar la mañana y la tarde transcurrió sin problema alguno. Con una preparación previa en el campamento donde nos reunimos, partimos al anochecer junto a la brigada de Tiramar y Caballeros del Código.

Explicadas las pautas por ambas partes salimos en dirección a las ruinas de Shadra'alor en una misión de rastreo y exploración, pero con los trols no todo es sencillo y siempre se complica...

Algunos miembros del contingente fueron heridos, incluidos los miembros de la Casa Flecha Lunar por unos trols. Tras un acercamiento más peligroso a las ruinas el grupo fue asaltado una vez más por arañas del tamaño de un poni.

Por suerte no hubo ninguna perdida que lamentar, más allá de una apresurada vuelta a Pico Nidal con los heridos, aguantando el esfuerzo. Kris tuvo que recibir mayores tratamientos de manos de “Doc” hasta que pudo recuperarse... Le debemos mucho a Livji... Espero la pronta recuperación del semielfo que también fue herido y necesitó los tratamientos.
Querido Pajarillo:

Hemos recibido una misiva procedente de la Líder de Culto de las sombras, Keliah, una arcanista Ren'dorei que pertenece a un culto que estudia el Vacío y su uso práctico, no sé qué movidas se traen pero tampoco me importa. Sólo sé que necesitaban ayuda y Leones nunca va a dejar de lado a "hermanos que necesiten ayuda", eso me lo enseñaron en mi clan al que llamaban "salvajes" Pero dime pajarillo ¿Es de salvajes tender la mano al prójimo? . Leones siempre responderá a la llamada de ayuda, siempre que nadie trate mal a mis cachorros, y ellos precisamente a pesar de tener sus "movidas" de sombras no nos han hecho nada malo.

Por ese motivo decidimos ayudarlos, prestar nuestra experiencia en la batalla, sé que a veces somos un poco bélicos pero eso es lo que me enseñaron en la vida, a sobrevivir costase lo que costase y es lo que enseño a mis soldados.
Acudimos al encuentro decididos, firmes y respetuosos, como están enseñados. Somos de pocas palabras algunos, pero eso no quiere decir que no nos guste su compañía, todo lo contrario, creo que la Arcanista Keliah oculta tras su apariencia frágil y delicada, a alguien fuerte y con entereza, y eso nos gusta.

Después de las presentaciones "protocolarias" que tanto aborrezco (ya sabes que no se me da bien esto) decidimos hacer dos grupos de exploración, creando un grupo mixto de soldados de ambos clanes, lo cual favoreció mucho la integración de los miembros, la socialización y la confianza, para mí todo un orgullo, en fin prosigo que me enrollo.

Dirigí a mi grupo hacia unas ruinas Trols infestada de Zun'dali, los cuales nos emboscaron y tuvimos una ardua lucha en medio del camino que hizo que alguno de mis hombres fueran dañados pero así entramos en calor, no podía decirles que aún nos quedaba lo peor. Al finalizar la batalla nos adentramos hacia las Ruinas Trols, todos se camuflaron bastante bien menos hermano Tormes y Yo, cosa que me enfadó muchísimo ¿Desde cuándo una líder no sabe camuflarse? ¿Qué clase de ejemplos estaba dando? Quizás sea demasiado dura conmigo misma, a veces ruego a Freya por que Neuyger vuelva pronto, la presión me está pasando factura.

Afortunadamente una sacerdotisa de Culto contactó conmigo y nos enseño un camino oculto para poder pasar sin tener que batallar contra la cantidad de enemigos que se encontraban a las puertas de las ruinas.

Una vez allí, eliminamos todo el campamento sin apenas esfuerzo, una vez limpio, el hermano Tormes junto con un paladín enano, que demostró su coraje en batalla, lo cual me dejó asombrada, encontraron algunos objetos de valor, pero todo se vio truncado cuando tuvimos que enfrentarnos con el Líder del campamento, Un trol gigantesco que se hacía llamar "El carnicero". La batalla tenía pinta de ser tediosa, pero una vez mas Freya y Odin nos volvió a sonreír y El trol cayó como cuan niño pisa una hormiga.

Terminada la misión nos dirigimos a la avanzada Tejespluma Donde una amable chica llamada Caroline, nos atendió con amabilidad y nos sanó las heridas.

Gracias a Vivian, Radclife, Ericka, Sareth, Murgran, Torme y Sodh, recuerda estos nombres cariño, algún día puede que los conozcas y sabrás quien nos ayudó en esta batalla.

En fin Pajarillo, espero y deseo con fuerzas que la alianza gane esta batalla, y que mis padres, mi hermano y mi amado, estén donde estén me sigan cuidando e inspirando fuerza para seguir adelante en esta lucha que se llama Vida, la cual me aferro por ti.

Te quiere Mamá
*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 11/10. El operativo asignado para hoy ha sido retrasado por la realización del juicio al caballero Murgran Stonefury y al brigadista Eberth Deschain. Tanto el procedimiento, o la casi total falta del mismo, así como la sentencia no han caído bien en el ánimo de la Brigada, ya que se han omitido varias faltas en el juicio, como que el caballero ignoró el protocolo militar y la propia autoridad de la Brigada a la hora de tratar con uno de sus componentes y no con sus oficiales, como le fue requerido tanto por la que escribe, como por la Capitana Jesabela Rocarena in situ. Tampoco entendemos porque el brigadista fue sentenciado con perdida de paga, ya que el motivo de dicha sanción no fue dicha en el juicio, y lo único que hizo el brigadista fue recibir golpes sin defenderse y ser victima de un intento de arresto, que al no tener autoridad para ejecutarse, bien se le podría dar otro nombre más delictivo.

Todo esto se suma a unos ánimos ya caldeados por la total falta de juicio, o al menos información, sobre los sucesos de días anteriores por parte de las autoridades locales.

En otro orden de cosas la Capitana ha autorizado que los miembros de la Casa Flecha Lunar se nos unan a cualquier operativo que realicemos.

*Se escucha un corte y de nuevo la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 12/10. Al abrigo de la oscuridad los Caballeros del Código, miembros de la Casa Flecha Lunar y la Brigada salimos con el objetivo de realizar una aproximación y estudio de las defensas de lo que definiré como la villa santuario fortificada de Shadra'Alor. Se ofreció el mando de la operación al hermano Olivier, quien aceptó, y procedió a dividir el grupo en dos unidades, una de exploración y otra con los médicos y soldados más pesados a retaguardia.

Por desgracia el operativo tuvo varios incidentes, y los trols se mostraron tanto alertas, como dispuestos a luchar hasta el último aliento con auténtico fanatismo. Si bien la operación no fue un éxito ya que no pudimos evaluar apropiadamente las fuerzas de los trols si pudimos conseguir cierta información importante:
-Las arañas gigantes lejos de ser algo anecdótico son una amenaza real. El cuerpo de estos seres tienen el tamaño de un pony gordo, cuerpo al que hay que añadir las patas dando por lo tanto una criatura de enorme tamaño. La quitina de estos seres es realmente resistente, y el veneno tan potente como nos temíamos, peligro al que hay que sumar los propios colmillos y patas de la bestia que cuentan con una fuerza considerable. Por si fuera poco hemos encontrado un totem que hace referencia a su diosa araña, por lo que sospechamos que tales criaturas están potenciadas por tales magias oscuras.
-Los defensores del santuario parecen fanáticos sin miedo a morir, conocen el terreno y tienen una agilidad increible que les permite sacar ventaja del entorno.
-El lugar cuenta con una muralla de ocho o nueve metros de alto.
-Será dificil aproximarse sin recibir ataques previos durante la marcha, ya sea en emboscadas o con trampas.

Por suerte aunque hubo que lamentar heridos, algunos por venenos, no hubo bajas. Los antivenenos funcionaron, aunque la señorita Krisantema, y a pesar de sus dotes druídicas, sufrió especialmente para recuperarse, de haber sido un soldado común no creo que su sistema hubiera podido aguantarlo. Capturar a una de las arañas y poder desarrollar antivenenos específicos debería ser prioritario en el largo plazo. Si bien incluso con ellos muchos soldados quedarían fuera de combate durante un tiempo, al menos habría que lamentar muchas menos bajas a largo plazo por culpa de los venenos.

*Se escucha un corte y de nuevo la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 13/10. Mientras los heridos se recuperan realizamos tareas rutinarias en la fortaleza, a la espera de la siguiente salida, que posiblemente se produzca mañana.
Informe de misión:

Ruina en la Roca Oculta


Día catorce de octubre del año treinta y tres tras la apertura del Portal Oscuro.

Con el beneplácito de mi superiora la hermana de Elune Ishande Hojacaída yo, la cazadora Gwyn Ríobravo perteneciente a la unidad de centinelas Lunastada, escribo este informe de prioridad inmediata para hacer saber a los altos mandos de nuestros aliados del valle los descubrimientos que el grupo de exploración liderado por mi persona hizo durante su investigación de los extraños avistamientos de actividad en las ruinas que coronan el complejo de cavernas sencillamente conocido como la "Roca Oculta". Cabe destacar que a razón de presentar los datos relevantes para una mayor comprensión de lo que allí aconteció se omitirán detalles carentes de importancia.

Atendiendo a la petición de ayuda por parte de la guarnición de elfos nobles de la avanzada de Quel'danil realizada el día diez de este mismo mes, la sacerdotisa Hojacaída tuvo a bien organizar una batida de exploración ante la imposibilidad de nuestros aliados de reunir una propia debido a la escasez de efectivos disponibles. Tuvo a bien escogerme a mi para liderarla y a un reducido grupo de hermanas y voluntarios para conformarla. Así pues, el día catorce nos movilizamos y abandonamos la avanzada de Quel'danil para dirigirnos hacia la cadena montañosa que separa las conocidas Tierras de la Peste del teatro de operaciones en el que nos encontramos. Haciendo uso del equipo de escalada que se nos proporcionó y de las exóticas habilidades de un Pandaren voluntario llamado Xuan-Hyun logramos superar con éxito el terreno irregular y evitar las posibles patrullas y asentamientos de nuestros enemigos Trol, que a buen seguro hubieran supuesto un riesgo a considerar de no haber tomado la laboriosa ruta a través de las montañas.

Habiéndonos desplazado hacia el Este tras intermitentes descansos y unas tres horas aproximadas de travesía, logramos encontrar un punto de descenso viable en un claro cercano a la cascada cuyas aguas se vierten cerca del asentamiento enemigo de Agol'whata. Afortunadamente, el amparo de la la noche, sumado al estruendo del accidente natural y el reducido número de exploradores fue más que suficiente para permitirnos progresar con cautela en dirección a nuestro objetivo. Si bien en un inicio el curso de nuestros movimientos nos llevaba a las ruinas que yacían encima del complejo de cavernas y que fueron el lugar donde primeramente se observaron las luces y las figuras desconocidas, pronto tuvimos que corregir nuestro rumbo y eventualmente nuestra manera de proceder con la misión puesto que divisamos el resplandor anaranjado de una antorcha próximo a la entrada de la propia Roca Oculta. Fuimos silenciosos en nuestro acercamiento, pudiendo tomar una clara perspectiva de un guerrero de la Horda realizando su turno de guardia.

No dudé en el momento de dar la orden de incapacitar a dicho vigía y su compañero de armas destinado a relevarle de su vigilancia sobre el terreno, pues consideré prioritario internarnos en las cavernas para recopilar el mayor número de datos posibles antes del repliegue. Mis hermanas fueron certeras y rápidas a la hora de asegurar a ambos prisioneros, aunque debo de resaltar una vez más que la ayuda de el voluntario Pandaren que nos acompañaba fue crucial durante la emboscada que se cernió sobre los sangre negra. Dejando al par de rehénes atrás, nos internamos en el complejo rocoso. Lo que se encontraba entre esos muros de piedra probó ser más de lo que podríamos esperar en un inicio. Nuestra teoría inicial de que nos habíamos topado con un grupo de exploración enemigo murió al divisar en las cámaras inferiores de la Roca Oculta más de una docena de guerreros en perfectas capacidades combativas descansando en un campamento improvisado provisto de una cantidad nada desdeñable de suministros. Dicho grupo no solo estaba conformado por sangre negra, sino que eventualmente una Shu'halo de la denominada tribu de los "Monte alto" hizo acto de presencia.

Sin disponer de los números y medios para realizar una acción de sabotaje y repliegue, pero habiendo obtenido una información valiosa y evidencias tangibles de que un contingente enemigo se había instalado en la Roca Oculta, ordené la retirada y regreso a la avanzada de Quel'danil, no sin antes asegurar una de las cajas de suministros del enemigo y a uno de los vigías enemigos inconscientes para dar veracidad a nuestra historia. En cuanto al segundo vigía, ordené su ejecución al sernos arriesgado transportar a dos enemigos durante el largo y accidentado camino que nos esperaba de regreso a territorio seguro. No nos fue posible cerciorarnos de que la guarnición atrincherada en la Roca Oculta no encontrara su cadáver, por lo que temo que en futuras operaciones sobre el terreno la Horda sabrá del descubrimiento que hemos hecho. Tan solo puedo esperar que la pérdida de dos de sus guerreros y la determinante advertencia dejada a sus puertas sirva para disuadirlos de apuntalarse en una posición que podrían no estar dispuestos a defender contra un ataque organizado.

Como conclusión, me gustaría resaltar lo extraño de la situación. Un movimiento de tropas y suministros semejante no debería de haber pasado desapercibido, por lo que me inclino a pensar que de algún modo nuestros oponentes han logrado ocultar su avance de algún modo hacia el complejo de cavernas, pero no me excederé en mis valoraciones.

Una cosa es segura, y es que de no asegurar el complejo de cavernas de presencia enemiga, la Horda dispondría de una posición altamente defendible desde la que enviar ataques contra la cercana avanzada Tempespluma. Ruego que consideren un ataque coordinado cuanto antes.

*Un sello de pigmento ambarino con la forma del Venado y la Luna permanece impreso al final del documento, finalizando el informe.*
*Extracto del diario de Eberth Deschain, segundo oficial de la Brigada de Tiramar*

No sé muy bien cómo valorar el operativo de ayer.

Salimos con prontitud en dirección a la pequeña ciudad fortaleza de los trolls, esperando explorar con habilidad la zona y retirarnos antes de ser avistados. Las cosas...se torcieron de forma que no me habría atrevido a elucubrar con antelación.

Un pequeño contingente, formado por las fuerzas de la Brigada, algunos Caballeros del código y Lady Flecha Lunar y los suyos nos dirigimos hasta una hilera de árboles cercana a Shadra’Alor, donde unos enanos esperaban nuestra llegada. Habiendo cortado parte de los árboles para crear un cortafuegos se nos ofrecía la oportunidad de acercarnos a la muralla con cierto sigilo, colándonos en el interior con la ayuda de los enanos.

Lo que encontramos dentro-... observamos un ritual entre los trolls en que varios de su propia prole se preparaban para servir de sacrificio a las recién nacidas arañas, que en cuanto salieran del huevo devoraría con avidez su primera víctima. No tuvimos mucho tiempo para pensar. Doc cree que no hicimos lo que debíamos...pero yo creo que hicimos lo único que podíamos en esa situación.

Volamos la construcción con la prole de los trolls dentro, eliminando tanto a los críos como a las arañas recién nacidas, impidiendo que engrosaron sus filas. Huimos de allí como buenamente pudimos, aún con un último percance que se cobró la vida de uno de los enanos.

Mientras huíamos, las gentes de Flecha Lunar se emperraron en tratar de impedir que quemáramos las arañas y los árboles para impedir el avance de aquellas aberraciones. La estupidez , en este caso, hizo que se cobraran mas vidas de las necesarias. El cortafuegos cumplió con su papel, deteniendo el fuego donde debía, y nos volvimos al búnker a lamernos las heridas.

* * *

Releo cuanto he escrito y no soy capaz de convencerme con mis propias palabras. ¿Es esto en lo que me he convertido? En un brazo ejecutor que mata niños en cada maldita guerra que pisa? Estamos empezando a cruzar líneas que creí no cruzaríamos, que he tardado años en cerrar con anterioridad. Ni siquiera las llamaría cerradas, aún. Pero estamos en una maldita guerra. A esto nos ha empujado el odio y la malevolencia de la maldita Horda. A esta barbarie.

Seguiré derribando a todo enemigo que encuentre en pos del mundo que merecemos. Por la Alianza. Por la Hidra. Por Rocarena.

Que la Luz me perdone.
Cuaderno de Banthalos

Desconozco a que día estamos ya, tan solo ansío tras esta dura jornada todo acabe pronto y de la mejor manera posible. Por la tarde optamos por dar un pequeño paseo, para aliviar las tensiones y disfrutar de los bosques que aunque peligrosos, a la par hermosos de Tierras del Interior. Un trol atacó sin piedad a nuestro grupo pequeño, Brulen recibió un profundo tajo y Amarïe... Amarïe se interpuso en uno de los ataques y falleció tristemente...

Los ánimos estaban por los suelos, pero eso no fue todo. La supuesta misión de exploración y rastreo que se realizaba desde hace unos días tornó a un punto macabro y triste. Sabotaje... sabotaje es agotar recursos y diezmar tropas, no quemar árboles y asesinar niños... ¿Que nos diferencia actualmente de la Horda? ¿Que nos diferencia de Sylvanas?

Y pese a tratar de razonar... el ego y los aires de grandeza no nos dejan enfocarnos en lo correcto... las bases de la Alianza... las creencias... las diferencias que nos salvan de no ser la Horda... todo ardió junto a esos árboles y murieron con los niños. Por no mencionar a aquellos plebeyos con aires de grandeza husmeando donde no les llama... ¿De verdad nos coordinamos correctamente?

Pero no es momento de lamentarse... es hora de luchar, de hacer lo correcto... de guiar a la Alianza a la victoria por el camino correcto, o en su defecto, corregir aquellas atrocidades y convivir con lo que se hizo, aprendiendo para no volver a repetirlo... no seremos monstruos... no seremos ellos...

¡Tor ilisar'thera'nal!
Extracto del diario privado de Keliahganar Sombraluna:

No dolió en absoluto, es curioso pero la caída hacia atrás después del impacto de la fecha dolió mas que la propia saeta clavada en mi hombro izquierdo.

Mi falta de concentración hizo que no me percatara del peligro hasta que este se nos vino encima, fue mas el asombro por lo que estaba ocurriendo que otra cosa…, es cierto que hace dos días que no duermo y que los susurros se han intensificado pero no es escusa de que me distraiga de esta manera, la sangre violeta que brotaba de mi hombro me saco de mi ensoñación.

El dolor acudió cuando me lleve la diestra al hombro, ahí fui consciente de la herida producida, apreté los dientes y cerrando los ojos saque el proyectil de un tirón para a continuación rasgar parte de mi capa e improvisar unas vendas para taponar la herida.

Mi mente retrocedió una hora antes de caer, en esta ocasión El Culto y Los Leones decidimos no separar los grupos y avanzar unidos, eso si, envié a Anubin y a Sodh delante del grueso de nuestras combinadas ara que inspeccionasen el terreno y nos avisasen de posibles incidencias, ante mi sorpresa la propia condesa Yuncaz se ofreció voluntaria para ir con el grupo de exploración cada día me gusta mas esta humana, dice las cosas claras y no se anda por las ramas. A nuestro grupo se unió también Piedra de luz con Múrgran en la cabeza, apenas cruzamos unas palabras pero la incomodidad era mas que evidente, creo que ese fue uno de los motivos por los que mi atención no estaba al 100% en la misión algo que realmente no me puedo permitir.

Una vez nos pusimos en marcha con el grupo de exploración a la cabeza distribuí el contingente para que los caballeros de la muerte se dispusiesen a nuestro alrededor para parapetarnos en caso de ataque, nuestro objetivo estaba claro Shaol’Watha, Elendiar había triangulado la posición de nuestro enemigo hasta ese lugar y ambos clanes nos disponíamos a acaba con el de una vez por todas.

La marcha fue mas o menos tranquila después de unas horas de camino llegamos a las ruinas que cercaban el lugar indicado…, la presencia de las Sombras era mas que evidente mi afinidad con las mismas hacia que su presencia fuese evidente, un sabor amargo en el fondo de mi paladar una sensación a la que estoy muy acostumbrada.

Algo que me llamo la atención fue la presencia de un hechizo ilusorio que cubría las ruinas, no siendo capaz de levantarlo, algo que a priori no tendría que suponer ningún problema se me torno imposible, la frustración se hizo palpable en mi rostro, la falta de descanso se hacia evidente y hacia mella en mis facultades arcanas.

Sodh haciendo uso de sus instintos animales como huargen descubrió que la explanada que daba acceso a las ruinas estaba plagada de minas.

Algo me olía muy mal aun así envié a Gaedrik a Radcliffe y a Coraline que ayudasen en su forma lupina y que nos abrieran un camino entre las minas y nos acercasen a nuestro destino final.

La frustración se hacia palpable en los rostros tanto de los Leones como en los del Culto que aguardábamos que los compañeros nos indicasen un camino libre de explosivos. Pero poco mas podíamos hacer mis sentidos me indicaban la presencia evidente de la ilusión y de las Sombras, pero no podía si no esperar al igual que el resto.

Una vez allanando el camino nos posicionamos delante de la entrada principal de Shaol’Watha utilizando la vegetación para ocultar nuestros movimientos además de un hechizo de ocultación, fue en ese momento cuando la ilusión que cubría la ruinas se levanto y yo me encontré con una flecha en el hombro…

Todo paso en cuestión de segundos, después del impacto inicial las dos formaciones actuaron como una sola combinando ataques y defensas.

Los efectivos enemigos fueron cayendo uno detrás de otros, tengo que destacar la fiereza de los Leones en combate, los gritos de la Condesa arengando a sus cachorros tenían un efecto contagioso al resto de los allí reunidos, cada una de nuestras habilidades se veían acrecentadas solo escuchando los rugidos de esa mujer.

Un forma imbuida en el Vacío tomo el relevo de los trols caídos, mis ojos no daban crédito un siervo destacado de Zundada hacia acto de presencia.

La lucha fue encarnizada pero no sirvió de nada pues al final el perro desapareció usando una falla antes de poder terminar con el, al igual que su amo en la jornada anterior….., este tipo de subterfugios no gustan nada, me parecen cobardes y frustrantes a la vez aparte de dejarme insatisfecha, cuando salgo de caza quiero una presa, y llevamos dos días sin cobrarnos nada, la frustración se hacia palpable también en los leones.

De todas formas no me he ido con las manos vacías al igual que Elendiar me he quedado con la impronta del enemigo y juro por las Sombras que la próxima vez que nos veamos será la ultima.
Diario de Campaña de Ziegler Stendel

Día 1 tras el viaje

Tras llegar tarde y mermados a la villa de Pico Nidal, organizamos rápidamente la logística de la operación mas suculenta bajo los parámetros de esfuerzo-recompensa que había disponible en el tablón de misiones: ¡Se había localizado azertia en el Barranco de Bogen! Según los informes, una pequeña escuadra de goblines había tomado la iniciativa para llevarse el costoso mineral antes que la Alianza.

Fue una carrera contrareloj sobre suelo mojado. El carruaje de provisiones del gremio había sufrido percances en las montañas, aunque sus ruedas no llegaron a separarse del eje, los víveres estaban molidos y machacados, y el equipamento deteriorado. Ello tuvo impacto. Desde arriba ya íbamos con la presión de haber sufrido un retraso en el transporte.

Equipados con lo puesto y acumulando ausencia de horas de sueño partimos a la primera misión. Era demasiado provechosa como para esperar a que alguien se nos adelantase, fuere rojo o azul.

Íbamos en el grupo un total de siete asaltantes libres, entre ellos la mujerzuela de los Harford que a tan buena cuenta tuvo de suavizar las relaciones entre ambas facciones mercenarias, Cyril era su nombre. De los otros cinco simpatizantes, uno de ellos era un sacerdote de Forjaz, un aprendiz en ciernes que se prestó voluntario para sanar nuestras heridas y otorgar entereza a nuestros espíritus. Dos eran hermanos, por su acento, juraría que de Gilneas, equipados con un rifle y un par de espadas. Además de ellos, contábamos con una joven ventormentina de tez morena, rodela en mano, y un inquietante ren'dorei ataviado en túnicas que no medió palabra alguna en ningún momento con el grupo. Tampoco teníamos interés en ello.

El camino de ida fue animado y esperanzador. Como casi siempre, nunca conoces a tus compañeros del gremio hasta que estás camino a la que probablemente sea la última batalla de alguno de ellos. De esta tropa, tan solo conocía a la muchacha morena, de nombre Marisa, una antigua compañera en un movido encargo en la lejana Tanaris, y a Cyril de hablar brevemente en Ventormenta. Los demás me eran total desconocidos, pero no fue difícil entablar conversación con el entusiasmado sacerdote, o con el menor de los hermanos, deseoso de acertar a algún que otro orco con su tizona.

Siguiendo la ruta de nuestro ajado mapa proporcionado por el gremio, algo antiguo aunque fiable, hicimos senderismo junto a los montes del sur, de poca altura, hasta acabar en un saliente sobre el mismísimo Barranco de Bogen, un lugar achatado y cubierto por verdes colinas rocosas, donde el rastro de azerita era palpable, en especial para el enano, que sentía el vigor de la luminosa piedra incluso desde allí arriba. Vimos a lo lejos lo que parecía una máquina tuneladora goblin y algunos aparajes inidentificables, que supusimos, serían parafernalia de prospección. Ni rastro de pieles verdes.

Ante la ausencia de alguna estrategia mejor, decidimos apostar al mayor de los hermanos gilneanos, el tirador, y al ren'dorei, en la cima del sendero montañoso, cubriéndonos, mientras el resto bajábamos a saquear. Pronto, nuestra sed de azerita se convirtió en desesperación; ¿dónde estaba la azerita? nos preguntamos, buscándola por todo posible recobeco. Nuestro sacerdote, pudiendo sentir su poder, se adentró por su cuenta en una caverna, mientras que Matt, el menor de los gilneanos, nos solicitó querer patrullar los alrededores. Parecía saber lo que se hacía, así que le dejé ir. Marisa, Cyril y yo nos limitamos a seguir al enano antes de que se perdiese.

Una vez dentro dimos nuestros hocicos contra la realidad; era una trampa. Tan solo había un montón de azerita que la Horda había dejado tras de si a modo de señuelo. No solo habían recolectado la azerita antes que nosotros, sino que además, habían convertido el lugar en un cepo gigante sobre el cual caminamos con pies de barro.

Apenas llenamos nuestros puños como pudimos para salir corriendo, la cueva comenzó a destellar blanquecinamente mientras una delgada capa de escarcha reptaba sus rocosos muros; ¡un hechicero sin'dorei trataba de congelarnos dentro! Por suerte, Hugh, como llamábamos a nuestro amigo de barbas naranjas, supo infundir suficiente calor a nuestras almas para evitar la barbarie. Según hubimos salido, nos fue sencillo despachar al hechicero, en primera línea, no tanto con sus guardaespaldas; cuatro escoltas orcos de musculosos brazos, hachas en mano. Marisa fue herida de gravedad y yo recibí un tajo en la mano, mientras que Hugh perdió un trozo de oreja.

Sabíamos que era imposible que ese fuera el grueso de fuerzas enemigas. No destinas tanto recurso estratégico a un grupo tan bruto y pequeño. Lo supimos en cuanto comenzamos a escuchar disparos a mansalva. Roger, el hermano del ya difunto Matt, desataba la ira de su rifle de cerrojo contra los renegados que lo habían colgado de un pino, eso si, en vano, pues se batían en retirada, buscando nuestra dispersión en los bosques para jugar una guerra de guerrillas que hubiéramos perdido severamente.

Desgraciadamente, tuvimos que retirarnos con apenas unos puñados de azerita. El ren'dorei desapareció sin previo aviso, Roger desertó furioso por el destino de su hermano pequeño, y los cuatro que conseguimos volver no estamos contentos con el devenir de la misión. Caimos presa de una trampa bastante predecible con algo mas de exploración.

Nuestros inicios en las Tierras del Interior están dejando nuestra reputación muy bajo, es necesario un giro de timón. La reputación es lo único que tenemos y lo último que nos queda.

Fdo.
Ziegler Stendel, a día decimocuarto del mes décimo del presente año en Pico Nidal, las Tierras del Interior


La misión fracaso :'P ya habrá mas suerte para la próxima

Únete a la conversación

Regresar al foro