[Tablón onrol] Movimientos en Tierras del Interior

Juego de Rol
Horas antes del amanecer del primer día de la segunda semana de la batalla, un mensajero Veniant, ataviado de negro y montado a lomos de un caballo esquelético, llegó a Pico Nidal ondeando un estandarte con los símbolos de los Veniant y de la Alianza.

Los Renegados habían logrado abrirse paso hacia las Tierras del Interior, a través del paso entre las montañas del norte.

A pesar de que las primeras tropas enviadas desde Andorhal habían sido contenidas, las escasas fuerzas Veniant encargadas de vigilar el paso han tenido que retirarse hacia Isla Darrow para poder recuperarse, y no podrán frenar las siguientes tandas de refuerzos hasta entonces.
Informe de misión.

Sir Natsu Dragneel, en el decimoséptimo día del décimo mes del presente año.

Una fuerza conjunta de los pertenecientes al grupo de Luna Umbría encabezados por la Dama Ishande y el grupo de apoyo del Alba de Plata encabezado por mi persona. En vista del informe de los Veniant, hizo una rápida respuesta a asegurar el paso de las tropas que venían desde Andorhal. Una vez reunidas las tropas de al menos diez integrantes, intentamos realizar una estrategia de cuello de botella. Ésta se realizaría estando el Alba de Plata para frentar al enemigo y los integrantes de Luna Umbría para atacarles por sorpresa en retaguardia a modo de yunque y martillo.

Siendo esta la estrategia inicial, nos vimos sorprendidos en medio del cañón por un grupo de zapadores Renegados, si bien, estando alerta no consiguieron cogernos demasiado por sorpresa y no supusieron demasiados daños. La parte mala fue la huida de uno de éstos que informó sobre nuestra posición y números haciendo la primera estrategia, totalmente inservible.

Una vez avanzamos, nos logramos posicionar en una zona ventajosa estratégicamente hablando. Teníamos la altura del cañón y la estrechez del mismo para parar a las tropas Renegadas. Éstos traían consigo a una forestal oscura como líder, una abominación y unos Renegados rasos que parecían ser recién levantados de los parameños que intentan asentarse en la zona. El combate fue duro, al inicio logramos recibir el embate de los mismos y aguantar. Pero en cuanto la abominación se hizo presente hirió de gravedad a Lady Ishande y al arquero Altherion. Pero fue gracias a los sanadores de ambas organizaciones que logramos resistir. La forestal también intentó derribarnos con su impía magia y, aun logrando derribar una vez a la abominación, la logró alzar nuevamente haciendo graves heridas sobre nuestro grupo. Al final, la Dama Ishande, logró encadenar a esa enemiga de la vida y logró que las tropas acabaran desmoralizándose ante el muro que les supusimos en ese cañón por muchas acometidas que lanzaran.

Queremos informar a la Casa Veniant, además, de que éstas tropas ahora se encuentran huidas en una cantidad de no más de cinco o seis. Tener cuidado en las zonas de Lordaeron y agradecer que los detuvieran en un inicio. De no haberlo hecho quizás hubiéramos sufrido bajas.

Una vez recluida, la Dama Ishande se encargaría de dar paz al cuerpo marchito de la forestal y mandarla a su justo juicio. Volvemos con algunos heridos pero con el gusto de informar de la defensa efectiva del cañón.

Sirva esto como informe de victoria por parte de Luna Umbría y Alba de Plata.

Por la Alianza.

Firmado: Sir Natsu Dragneel, Señor Cruzado del Alba de Plata.
*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 14/10. En la noche de hoy se ha producido una misión, en principio de exploración, sobre Shadra'Alor, la cual he decidido rebautizar como Villa Triplex, por sus tres pirámides y porque soy incapaz de recordar nombres trols con rapidez. La misión continuaba a la de días anteriores y buscaba comprobar las defensas y números del lugar.

Aprovechando un punto débil de las defensas, y una distracción previa organizada por los hermanos martillo salvaje Ogram, que la Luz tenga en su seno, y Bargrin, pudimos colarnos en Villa Triplex con rapidez, y desde un lugar elevado observar el interior. En la pirámide cercana a nosotros *el informe se extiende varias páginas más con datos técnicos y relatando con un lenguaje más técnico y formal, y sin valoraciones morales, lo que se relata aquí https://eu.battle.net/forums/es/wow/topic/17624462341?page=2#post-37 *

*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 15/10. Hoy se ha producido la reunión de lideres, por lo que la Brigada se ha quedado en la base asignada a funciones rutinarias, los heridos del día anterior evolucionan con normalidad. Por mi parte continuo trabajando en el hangar, preparando uno de los bombarderos que he rebautizado como Bomby, un modelo realmente antiguo, pero aún funcional.

Hay dos novedades en la Brigada. He informado a la Capitana que la Brigadista Agatha Thoubaldis ha sido disciplinada por mi, debido a su falta de decoro para con nuestros aliados, y se le ha asignado la tarea de trabajar en la zona de letrinas hasta nueva orden. A su vez el segundo oficial, Eberth Deschain, ha renunciado a su cargo de oficial, por lo que pasa a ser un brigadista raso.

Tras la reunión la Capitana ordenó los preparativos para que la Brigada se uniera al futuro asalto de los martillo salvaje sobre Villa Triplex.
*El informe incluye copia de lo hablado en la reunión* https://eu.battle.net/forums/es/wow/topic/17624442638

*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 16/10. En la noche de hoy se ha llevado a cabo el asalto sobre Villa Triplex, nuestras fuerzas constaban de tres unidades. Por un lado el señor Bargrin y veinte enanos, por otro los efectivos de los Caballeros del Código y la Brigada, y por último tres jinetes martillo salvaje y mi persona a los mandos de Bomby.

Albergaba dudas sobre el plan de ataque al ser el bombardeo previo un punto de elevada importancia, y Bomby una nave vieja sin sistema de guiado alguno. Por suerte los cálculos sobre el terreno fueron correctos, y los martillo salvaje además de protegerme de las lluvias de flechas, ayudaron a estabilizar los vientos para aumentar la precisión, por desgracia dos de ellos y sus grifos murieron durante el proceso, dejándome con un último escolta con el que me retire mientras veíamos como la antinatural negrura que cubría el cielo sobre la zona se intensificaba, si bien no anunciaba nada bueno a nosotros nos sirvió como cobertura adicional en el aire a la hora del ataque y la retirada.

Tras las explosiones las fuerzas en tierra avanzaron hacia el interior, la barricada de las puertas había sido barrida con buena parte de sus defensores por la primera bomba, por lo que el primer combate se produjo ya en el interior, los enanos de Bargrin se encargaron de los refuerzos que se acercaban mientras la brigada y los caballeros, no sin lucha de por medio, avanzaban hacia el primer objetivo prioritario que solo había sido dañado parcialmente y que albergaba los huevos de araña gigante y a varios sacerdotes. Una barrera de energía oscura protegía la zona, y aunque se intentó derribar no se hizo a tiempo suficiente para evitar que una araña de tamaño monstruoso emergiese. El combate fue frenético y brutal, la bestia causó numerosas y grandes heridas, que podrían haber sido peores por el veneno que esta escupía de forma masiva de no ser por la protección sagrada del hermano Olivier sobre el grupo, además durante el combate varios murciélagos gigantes cayeron sobre los atacantes tratando de llevárselos consigo al aire, las bestias aladas amparadas por la total negrura del cielo atacaban prácticamente con impunidad.

El señor Bargrin mandó aviso por radio de que estaban siendo acosados por dichas bestias, motivo por el que mi escolta y otros dos jinetes que exploraban los alrededores por si aparecían refuerzos trol a retaguardia, dimos media vuelta para proporcionar ayuda, si bien la maniobrabilidad de Bomby era limitada para este cometido servía de apoyo para los jinetes al abrir una linea de fuego segura. Durante el combate en el cielo otro jinete resultó muerto y Bomby recibió daños estructurales menores generalizados, además uno de los motores quedó completamente dañado he inutilizado lo que llevó a un aterrizaje de emergencia de regreso a Pico Nidal.

En tierra la araña gigante acabó muriendo, sepultando a varios bajo ella al hacerlo, y los enanos de Bargrin acabaron con los sacerdotes que custodiaban la barrera. Libres de oposición firme se avanzó hacia el último de los templos con presencia trol, allí dos sacerdotes montaron sobre dos ejemplares especialmente grandes de muerciélagos gigantes y abandonaron el lugar. Algunos trataron de atacarlos mientras tomaban altura, pero vieron como sus ataques eran devueltos por algún tipo de poder que envolvía a estos sacerdotes. Con su marcha el cielo comenzó a tomar su tono habitual y la ciudad quedó en un perturbador silencio tras la batalla. Se hicieron prisioneros a dos jóvenes sacerdotes trols que al parecer habían sido abandonados a su suerte y que se encontraban sobre la pirámide donde se ejecutaba un ritual, junto a los cuerpos mutilados de varios martillos salvaje.

La victoria ha costado un elevado precio, casi ningún superviviente esta ileso, quince enanos de la infantería han perecido, así como tres jinetes de grifos, esperamos que todos ellos vuelen ahora en alas de grifo inmortales bendecidos bajo la Luz y los Espíritus. La toma del lugar era inviable, pero se han cumplido los objetivos de purificar el lugar antes que más arañas se sumasen a los ejércitos trol, o que fuesen un peligro constante en los bosques. Además, al menos por un tiempo, las fuerzas aliadas no deberían temer ataques desde esa posición, por lo que se podrá poner el foco en otras amenazas mayores sobre el terreno, y el saqueo del lugar proporcionó algo de oro y riquezas que serán mejor empleadas en las arcas de la Alianza.

*La gnoma saca el pequeño disco de platino de la gnomograbadora y coloca otro distinto, después comienza a hablar*
Diario personal de Doc a fecha 16/10, no suelo usar este diario para este tipo de cosas, pero necesitaba escucharme a mi misma en voz alta para poder valorar esta hipótesis como si se la escuchase a otra persona. Sobre el papel el ataque a Villa Triplex ha sido un éxito, a pesar de las bajas sufridas, sin embargo... no puedo evitar preguntarme si todo lo ocurrido no estaba ya previsto por los sacerdotes que escaparon y de algún modo retorcido hayamos podido servir a sus planes... *la cinta continua durante un rato*
El hermano Olivier caballero codicense Q.B.S.M. tiene a bien escribirle para comunicar a Vmd. los asuntos de armas acontecidos en el día de ayer.
De los sucesos de Shadra'Alor:
Formado nuestro escuadrón, con las gentes de mi orden y de la brigada de Tiramar, avanzamos sobre el dicho sitio de Shadra'Alor, con muchos apoyos de los enanos que son naturales destas tierras y que volaban en sus grifos arrojando sus hechizos y armas. Y acuérdome que, cuando soltaban sus daños sobre los trolls, que daban grandes silvos y gritos, echaban estos tierra y !@#$ y la quemaban, para que no viesen el daño que les hacían; y tenían trompas y tambores y silvos y voces y gritaban sus formas paganas. En tanto que viendo esto arremetimos los infantes con gran ímpetu y enojo contra los que guardaban la puerta. Quemamos todas las casas y torres que hacían resistencia, dando mucha muerte a estos trolls. Echamos fuera toda la vecindad; quedaron teñidos en sangre. No pisábamos más que cuerpos muertos. Llegamos entonces a un espacio entre sus templos, que tienen algunos mas de treinta gradas, y vimos reunidos muchos sacerdotes de sus mismos templos; los cuales con flechas y cantos hicieron mucho daño. Fueron requeridos, pero no se rindieron. Hizieron de sus malas artes y, con mucha hecatombe de su propia gente, surgió como de la nada una araña muy gruesa y muy poderosa. Y no fue sino por la interveción de la Luz Sagrada, que salvonos de las ponzoñas de la sobredicha araña, que fue muerta y triunfamos sobre ella. Flaquearon entonces sus fuerzas y pasiones y, sin siquiera salvar sus propios ídolos, dieronse a la fuga y en verdad que matamos a muchos de ellos.
Y después de apeados debajo de unos árboles que allí estaban, dimos muchas gracias y loores a la Luz, dada aquella victoria tan cumplida para nuestra causa.

Que la Luz guarde a vuestra Vmd. . En Pico Nidal, 17º día de octe. del presente año. Hermano Olivier a D. Hagric Pluma Férrea, Cap. de los ejércitos de S.M. »
Anuncio del Hospital militar:
En la noche de hoy, la Órden del Roble ha llegado a la Avanzada Templespluma para ofrecer sus servicios para el bien del Hospital.

Tras las presentaciones, la Senda del Jade se ha dispuesto a enseñar las instalaciones y procedimientos que ofrece el búnker a los nuevos compañeros. Para agilizar las cosas, nos hemos dispuesto a dividirnos en dos grupos: aquellos que ayudarían a llevar el hospital y aquellos que ayudarían a defender el búnker.

Con esto, la Avanzada Tempespluma cuenta con una defensa suficiente, y el hospital se encuentra a pleno rendimiento, preparados para cualquier situación crítica.

Todo aquel que quiera prestar su ayuda en el hospital, ya sea atendiendo a los heridos o defendiendo la Avanzada, es completamente bienvenido a participar junto a nosotros.

Firmado, La Senda del Jade (firmas de los maestros):

Rana Liang-Hao Zendo

(Sello de la Senda del Jade)
Cuaderno de Banthalos

Hace ya varios días de la reunión, la contienda marcha en condiciones, quitando el imprevisto de que la Horda se suma a la causa... en el bando contrario, como no...¿Como es posible que alguna vez colaborásemos y ahora parezca algo tan lejano? Las batallas se van a recrudecer y no va a ser fácil, aunque ya no lo era, como sea, tenemos una misión que cumplir.

Un grupo trol ha atrapado a unos grifos, teníamos dos posibles ubicaciones, así que, fuimos primero a la más cercana, ya que por interés común de toda la Alianza, el enemigo debe estar lejos de Pico Nidal a toda costa. A nuestra causa se unieron unos pandaren con un corazón noble y puro.

Fuimos a vigilar la primera zona marcada en el mapa... pero al llegar no había nada, solo rastro de plumas, craso error. Dos trols saltaron desde los árboles y nos atacaron, nuestro grupo recibió alguna que otra herida, pero no es nada grave ni serio, por suerte.

Uno de los trols falleció, pero atrapamos con vida al otro, le sonsacamos información quizá no de la manera más... correcta... Por Elune, son monstruos que nos atacaron, no es como si fueran civiles o tuviesen buenas intenciones, se lo buscaron.

Llevamos un día al completo vigilando el campamento donde están los grifos, pero también un alto contingente de trols, seguimos barajando todas las posibilidades. Esperemos que todos podamos volver a casa de una pieza.
Extracto del diario privado de Keliahganar Sombraluna:

Es curioso como aun estando muerto los ojos sin vida parecen que te siguen con la mirada, la cabeza de Zundada ya ce a mis pies, mientras no soy capaz de apartar la mirada de sus ojos, esos ojos que tanto dolor y muerte abran visto.

En mis manos el diario del trol, escrito en Zandalari, su lectura relata los pormenores de como ha llegado a ser lo que es. Un escalofrío recorre mi espalda mientras pienso que ese puede ser el final de todo Ren´dorei si cae presa de los susurros.

Aparte del diario cuyos lomo no dejo de acariciar pues el cuero de sus tapas es de la mas delicada piel que he visto en siglos, tengo una serie de trozos de diferentes materiales y tamaños que forman una especie de “profecías” que espero que después de algún tiempo llegue a descifrar

Primera Profecía
Cuando el León devore el oro, las profundidades gritaran sedientas de sangre.
Segunda Profecía
Dos reyes gobernaron el pasado. Locura y Megalomanía, ahora es turno de Soberbia.
Tercera Profecía
Salvajes y condenados, desesperados se unirán pero esa unión será su perdición.
Cuarta Profecía
Todos son engañados, pronto la hija de las Profundidades se unirá a nosotros.
Quinta profecía
Todos son esclavos de su propio destino, pronto se mostraran las cartas cuando la sombra de la muerte ilumine las estrellas.



No dejo de pensar en que la respuesta de estas palabras pronto se me revelaran , lo que mas me preocupa es el precio de las mismas. Tha’Ela de Leones se ha quedado ciega en esta incursión. O mucho me equivoco o esta situación es irreversible.

La fiereza de los Leones de Sangre ha quedado demostrada una vez mas en el campo de batalla, la Condesa y sus “cachorros” son dignos de admiración y puedo decir esto sin que el orgullo del Culto de las Sombras que no hubiésemos podido llevar esta misión a cabo sin su colaboración.

Cierro los ojos y en mi mente se reproduce en cámara lenta lo sucedido esa noche....

Contratiempos en formación de avance.

Localización de trampas.

Se evitan trampas.

Tiki nos pide contraseña.

Anubin adivina contraseña.

Contacto con el enemigo.

Cristales de poder.

División en dos grupos.

Destrucción del cristal izquierdo.

Destrucción del cristal derecho.

Reagrupación de todo el grupo.

Aparición tercer cristal.

Aparición de dos máscaras encantadas.

Daño a tercer cristal.

Tercer cristal engullido por vórtice.

Aparece ignoto.

Sheamus recibe metralla de Anubin, fuego amigo.

Sheamus fuera de combate.

Máscara tiki fuera.

Sodh adquiere maldición sombría.

Segunda máscara tiki fuera.

Thaela adquiere maldición sombría.

El grupo se dispersa por golpe del ignoto.

El grupo se reorganiza con presteza.

Se usa Luz con el ignoto.

El ignoto cae instantáneamente.

Tha’Ela entra en vórtice. Arrastra a a Shallanore debido a cuerda.

Zyrae entra en vórtice.

Tercer y último cristal destruido.

Objetivo es rodeado.

Anubin asesina a objetivo.

Saqueo de pergaminos con información.

Se transporta cadáver de vuelta.

Se procede al alzamiento del objetivo para obtención de información.

Se procede a destrucción del cadáver.

--- Heridas ---

Sodh: herida por proyectil sombrío. Herida por golpe del ignoto.

Coraline: herida por charco sombrío. herida por proyectil sombrío.

Sheamus: herida por proyectil sombrío. Heridas por violentos golpes. Metralla. Golpeado otra vez.

Thaela: herida por charco sombrío. Golpeado por ignoto.

--- Información ---

(del cadáver alzado)

—Experimentos.

—Loas primigenios.

—No sabe sus nombres.

—Loa de las profundidades (posible dios antiguo, o esbirro poderoso).

—Día prometido, ataque de las profundidades.

—La guerra es la perdición de los mortales.

—Horda. Nyalotha.

Abro los ojos solo para detener la sucesión continua de imágenes, mi diestra sigue acariciando el diario de Zundada- Que delicado el trabajo, el curtido del cuero, la suavidad del mismo, frunzo el ceño momentáneamente al recordar que esta realizado con piel humana mientras mis dedos siguen acariciando su superficie……
Informe del Hospital militar
La noche de hoy se ha presentado ajetreada, y sin duda han llegado malas noticias.

Un gnomo había sido herido, pero mis compañeros Liang y Zendo le sanaron exitosamente. Tras ello, dos grupos de soldados volvieron de sus misiones.
Dentro de esos grupos, varios presentaban heridas, las cuales fueron curadas sin mayor dificultad, a excepción de una Ren'Dorei, la cual tuve que analizar si la profunda herida que tenía fue producida por un arma envenendada o no (que gracias a los Augustos no lo estaba).

El oficial de una de las misiones, Jäger, comentó que una gran horda de orcos se acercaban a la Avanzada Tempespluma, a menos de dos días de alcanzarla.
Con ello intentamos planear una ruta para poder desalojar el Hospital, pero la ruta de huida incluía pasar por Roca Oculta, que es donde aparecieron esos orcos.

Nuestra única alternativa es defender la Avanzada con todo lo que tengamos, siendo enviada una misiva a Pico Nidal para que envíen refuerzos.

Toda ayuda para defender esta Avanzada y por ende, el hospital, es mas que bienvenida.

Que los Augustos nos guarden y nos ayuden contra lo que se aproxima.

Caroline, Rana de Jade
(Sello de la Senda del Jade)
Miss Vivian Crawford, Élite militar del condado de Moiram al servicio de la Condesa Filosangriento.
Sexto día en el frente.

Presento el correspondiente informe de los movimientos tomados esta noche en tierras del interior, por orden directa de lady Yuncaz.
Estamos gratamente sorprendidos con el Culto de las sombras, puesto que han demostrado ser unos aliados fieles y leales.
Asímismo, lamento comunicar que mi compañera en el frente, Tha'Ela Shylamiir ha perdido la visión durante el progreso de una misión crucial en los días previos a este informe.
Centrandonos en los hechos acontecidos esta noche.
Reunimos a nuestros efectivos en la Avanzada Tempespluma, a la espera de ordenes de lady Yuncaz, allí nos encontramos con varios miembros del Culto de las Sombras, y tuvimos una breve, pero apacible charla hasta que se esuchó un sonoro estruendo que nos puso alerta.
Leones partió de inmediato a la llamada del deber, despidiendonos de nuestros aliados.
Patrullamos durante un buen rato, en busca de indicios de algo que fuese capaz de provocar semejante estruendo, en un cruce de caminos nuestra querida Tha'ela agudizando sus sentidos, encontró una huella que no podia pertenecer a ningún miembro de la alianza.
Mientras nuestra atención se centraba en aquella huella, una bomba de humo impactó en el centro del grupo, y gracias a eso logramos ver varias pisadas más, nos habían emboscado.
Un grupo de orcos nos había rodeado, estabamos en igualdad númerica. Hacía el ocaso de ese combate, cuando la victoria podía dejarse ver entre las armaduras de esos sucios orcos, llamaron a una mole horrenda de más de tres metros.
El Consejero Tresorejas salió gravemente herido, casi de mortalidad.
A duras penas y con varias heridas conseguimos tumbar a la primera mole, nos quitamos a esos estorbos de encima y derrotamos a una segunda mole, que nos esperaba al final de ese camino.
Nuestro consejero estaba al borde de la muerte, más ninguno de nuestros hombres morirá mientras yo esté de guardia.El padre Torme se ofreció para acompañarle de vuelta para que curasen sus numerosas heridas, Sir Murgran puso un haz de luz para que llegase vivo, en cuanto a mi les escolté personalmente hasta la avanzada por si habia más orcos rondando.
Me quedé hasta que vi que se encontraba bien gracias a los cuidados de la Senda de Jade, el padre Torme se ofreció quedarse con el y me proporcionó una bolsa con elementos de primeros auxilios, para sanar a los que se encontraban en pie.
Llame a mi queridísimo corcel, Tormento y galopé fervientemente hasta que encontré su posición. Al llegar, me encontré con que mis compañeros habian encontrado la base de los orcos, y con mucho sigilo me uní a ellos, pues estaban escondidos en los arboles observando.
Necesitabamos una buena distracción para entrar y destruir desde dentro su base, y convenientemente pasaba un goblin que arrastraba una carreta llena de explosivos para los orcos.
Me acerqué hacia él, y desde los arbustos y conseguí capturarle para traerlo hasta nosotros.
Una vez allí le sometimos a una tortura lenta, para que se doblegase y siguiese nuestros propositos puntualmente.
Mientras tanto, nuestra Maestra de Armas, la comandante Araneth Shadowood junto a Tha'ela, mataron a dos orcos llevandoles a su terreno haciendo gala de su sigilo.
Yuncaz y yo llegamos a la misma conclusión, Murgran se infiltraría en sus filas escondiendose en la carreta llevada por el goblin, mientras que Tha'ela aprovechando la distracción metería las bombas en el interior de su base.
El plan salió a pedir de boca, y volvimos a que tratasen a los heridos.
Recuento de heridos: 3
Heridos de gravedad: 1
Bajas: 0

Como comentario final añadiré qué estoy gratamente sorprendida por nuestros hombres, nuestro potencial bélico y nuestra estrategia se están viendo notablemente mejoradas.
Un Cordial saludo.
Fdo: Miss Crawford la carta está sellada con un sello azul celeste con un lirio
Extracto del diario privado de Elendiar Lunaplateada:

El grito psíquico del Arconte atravesó mi mente como si mil agujas se clavaran en mi cerebro, el dolor de nuestra líder fue espantoso, duro unos segundos para después callar y desaparecer al momento.

La conexión que nos une me permitió ubicar de donde procedía la señal con lo que presto me teletransporte de inmediato al lugar.

Gaedrik nuestro comandante gritaba ordenes a diestro y siniestro mientras mis compañeros se defendían de una avanzadilla Orca en las inmediaciones de Roca Oculta, pues esa era la misión encomendada desde Pico Nidal para el Culto de las Sombras. Algo salió mal, pues lo que parecía una misión de exploración y recuperación de suministros había resultado ser una batalla campal, en nuestros informes no constaba tal numero de efectivos enemigos, además de que por lógica he llegado a la conclusión (lo mismo que nuestro oficial) de que nos estaban esperando.

Lo intrigante de la desaparición del Arconte es la desaparición en si misma, donde tendría que estar su cuerpo caído no había nada, solo unas hebras sombrías, la aparición de Eabd Acechador del Nexo, contestó parcialmente a mis preguntas, y mas después de lo que dijo.

No busques su cuerpo, no preguntes pues no responderé


Antes de poder reaccionar el Acechador ya se había desvanecido como si nunca hubiese existido.

Mi atención se volvió inmediatamente hacia el combate que se estaba librando en ese momento y que pintaba mal para el Culto, pues en el momento que un orco caía otro ocupaba su lugar. Lo orden de retirada por parte de nuestro oficial no se hizo esperar, parte de los nuestros estaban malheridos y las ordas de enemigos no hacían mas que aumentar. Su decisión aparte de lógica era obvia pues el quedarnos hubiese supuesto nuestra muerte.

Concentrándome en un hechizo de ocultación logre encubrir nuestra presencia mientras llegábamos a duras penas a Tempespluma, aprovechando la presencia de Leones de Sangre, Piedra de Luz y Senda de Jade, Gaedrik informó de nuestra precaria situación, enviando además misivas a diferentes hermandades para reforzar las defensas de la avanzada.

La Condesa Yuncaz de Leones de Sangre reacciono de forma inesperada ante la desaparición de nuestra líder, parece que se esta forjando una fuerte alianza entre ambas mujeres, la reacción de Múrgran el antiguo Gran Maestre de Piedra de luz fue quizás un poco mas "exagerada" por decirlo de alguna forma…, aun me sigue llamando la atención como los sentimientos y emociones de estas razas inferiores son capaces de anular su objetividad para gestionar según que información.

El enano estaba fuera de si gritando y exigiendo que hiciésemos algo para la recuperación de nuestra líder.

No le gustó mucho según pude comprobar que cuando por lógica y analizando la situación expuse que una de las posibilidades es que el Arconte hubiese muerto, puesto que el lazo que une nuestras mentes se había cortado, y eso nunca ha sucedido hasta ahora.

Muchas veces el que suprima mis emociones y las sustituya por la lógica me permiten analizar la situación desde diferentes puntos de vista sin que sentimentalismos inútiles nublen mi capacidad de raciocinio. Por lo que sea este enano no es capaz de ello mas bien al contrario, me gustaría analizar su comportamiento pero eso tendrá que ser mas tarde pues evidentemente las prioridades del Culto en este momento son otras, el enano puede seguir gritando lo que crea conveniente, este hecho no servirá para encontrar al Arconte o a sus restos si contemplamos esto ultimo como una posibilidad entre las muchas que barajo.

Quedamos a la espera de que nuestro oficial al mando disponga las ordenes pertinentes, y que los emisarios enviados lleguen con las respuestas de nuestros Aliados.

Lo que esta fuera de toda duda es que mas temprano que tarde, las tropas de nuestros enemigos sitiaran Tempespluma, y teniendo esto en cuenta he sugerido objetivamente la evacuación de los heridos que están en estos momentos en la avanzada.

Sin embargo la duda que ronda por mi cabeza es si Keliahganar Sombraluna, Arconte del Culto de las Sombras ha perecido.

Seguiré investigando para poder contestar cuanto antes a esta incógnita.
*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con referente a los días desde el 17-10 al 20-10.

Los heridos han evolucionado con normalidad, se han realizado los preparativos para la próxima operación y se realizó un entierro por todos los fallecidos en el asalto a Shadra´Alor. Los brigadistas Eberth y Thorlief han sido disciplinados y enviados a ocuparse de las letrinas y otras tareas ingratas por un incidente leve, que aunque no es merecedor de castigo ni parte oficial, se ha considerado oportuno de castigo interno.

*Se escucha un leve zumbido de estática previo a la voz de la gnoma*
Cuaderno de Bitácora de la Brigada de Tiramar referente a la operación Trol Emplumado con fecha 21/10. La siguiente anotación será una lectura de la carta enviada al Alto Mando y que relata lo ocurrido en el día de ayer tras nuestra marcha a las cercanías de Jintha´Alor para encargarnos de la misión asignada:

A la atención del Capitán Hagric Pluma Férrea:

Le hacemos saber que la Brigada de Tiramar y Los Caballeros del Código hemos llegado al campamento de avanzada, pero no sin algunos incidentes por el camino, que deseamos comunicarle por su importancia. En el camino descubrimos una unidad de elfos que parecían acechar cerca de nuestra ruta. Tras un reconocimiento se inició combate con ellos al atacarnos estos en primer lugar, ya que nosotros aún dudábamos de si podrían ser hostiles o aliados. Se pudo hacer prisioneros a dos de ellos, uno quedo fuera de combate y alejado de su grupo al ser arrastrado por un jinete de grifos y electrocutado por la que escribe para dejarlo sin consciencia temporal. Otro quedo prisionero bajo la espada del brigadista Thorlief. Por desgracia ambos, y sin que pudiéramos hacer nada por evitarlo, ya que se hizo sin aviso ni mediación de palabra, fueron ejecutados por el hermano Olivier, lo cual no solo nos privo de dos prisioneros, sino de toda posible información que tuviera, siendo parte de esta algo relevante, como procedo a relatarle.

Los elfos, vestían como nuestros aliados del Refugio, además tenían ojos azules. Tras inspeccionar los cuerpos notamos que los ropajes eran muy nuevos, con escaso desgaste, además, una vez muertos, los ojos de los elfos se tornaron verdes. Solo uno de ellos llego a hablar en un tosco común, por lo que sospechamos que si bien no hay que descartar el espionaje puede que el objetivo principal sea causar caos entre nuestras lineas. Se realizó una investigación con uno de los caídos por mi parte, no se detecto rastro de sustancias pero si residuos de "magia", por lo que parece que el truco de los ojos se basa en magia común, pero no podemos sacar nada concluyente, y por desgracia nuestros prisioneros fueron ejecutados por mano y acción en solitario del hermano Olivier, privándonos de mayor información.

Junto al mensaje adjuntamos vestimenta, armas, y posesiones del caído por si se puede sacar alguna información extra, finalmente dimos sepultura al elfo.

Informaremos de cualquier novedad en los siguientes días, y del estado de la operación, atentamente primera oficial de la Brigada de Tiramar Livji Radiofrecuencia.
Del diario del profesor Saqueasombra. Entrada correspondiente al día 18/10.

... Esta noche se nos ha asignado una misión furtiva: los informes del Alto Mando de la Alianza mostraban a un enviado de la Horda, un trol de los Lanza Negra, que había acudido a una de las aldeas de la zona para intentar arrastrar a la Horda a sus habitantes. Nos pusimos en marcha y logramos infiltrarnos sin problema en medio de la noche. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando no encontramos ni rastro del embajador, pero sí de armas, armaduras y pertrechos de la Horda. Esas ratas habían aceptado unirse a los orcos, como demostraban esos suministros.

Hice lo que era preciso hacer. Sigilosamente, sin ruido, sólo la muerte de nuestros enemigos. Ellos habrían hecho lo mismo con nosotros. Ya lo hicieron en Quel'thalas.

*Nota a pie de página* Lady Sharazad me inquieta. Empaló a uno de ellos con su lanza y lo dejó colgado para mandar un mensaje. Es buena luchadora pero muy misteriosa..
A día 23 del décimo mes, la Orden del Roble amanece en el campamento sin altercados.

Tras la dura ofensiva que realizamos hace un par de semanas, los elfos parecen haber sanado en su totalidad las heridas que acarrearon consigo. Aunque su misión fue un éxito y se evitó que un punto estratégico para la Alianza fuera tomado por la horda, las bajas casi rozaron al grupo de kaldoreis.

Aprovechando los conocimientos milenarios en curas, sanaciones y remedios, los kaldorei han concluído la última semana en el Hospital militar, a la espera y ayuda de todo aquel soldado herido o herida.

Sin embargo el movimiento de la Orden va a ir más allá y una vez más volverá a aventurarse al frente con la misma fuerza que el primer día.

He de decir que cabe tener en cuenta que la Orden del Roble cuenta con un efectivo menos. El Altonato Vesanas, habiendo mostrado actitudes seniles y problemáticas, ha sido arrestado hasta nuevo aviso. Será llevado a Ventormenta en breves por las autoridades de Pico Nidal, donde será juzgado.
Extracto del diario privado de Elendiar Lunaplateada:

Los temores que algunos tenían sobre el ataque de la Avanzada Tempespluma por parte del enemigo se acabaron cumpliendo. En la ultima reunión Lady Ishande de Luna Umbría ya lo comentó y al final así fue.

Fue necesario el esfuerzo de varias hermandades para repeler el ataque, después de que los lideres de Leones de Sangre, Luna Umbría, Senda de Jade y el oficial Gaedrik Raesark por parte del Culto de las sombras (el Arconte sigue desaparecida) estuviesen reunidos durante lo que nos parecieran horas, mientras los tambores de la Horda se escuchaban mas y mas cerca.

La estrategia proporcionada por Sir Múrgran Stonfury de Piedra de Luz fue definitiva para poder rechazar dicho ataque, Alba de Plata junto a Senda de Jade defendieron la puerta de la Avanzada rechazando envite tras envite de orcos que no parecía tener fin, Luna Umbría defendió la zona colindante a Roca oscura, Leones la retaguardia y nosotros hicimos lo propio junto a Piedra de Luz en la parte lateral del mismo.

No voy a entrar en detalles pues seria del todo ilógico en como y cuan sangrienta fueron las batallas que allí acontecieron, solo puedo decir que por una vez desde mi exilio vi con mis propios ojos la “unidad” de la Alianza.

Independientemente de cuan diferentes éramos los allí apostados (razas, creencias religiosas) éramos uno frente a la adversidad y como uno la rechazamos, no sin un coste pues lo heridos y bajas fueron cuantiosas pero defendimos Tempespluma y nuestra sangre tiño el suelo junto a las de nuestros enemigos, eso si, quien quedo de pie fueron las hermandades antes citadas unidas bajo un mismo estandarte.

A la espera de nuestro próximo movimiento, nuestras heridas se recuperan en la enfermería.
Cuaderno de Banthalos

En estos días hemos estado ocupados salvando a los grifos en ocasiones distintas. La primera ocasión fue la más trágica, pudimos rescatar a dos de los cuatro grifos que se encontraban atrapados por esos monstruos, estaban sanos y a salvo, por suerte. Nuestro grupo sufrió graves heridas, el grupo de pandaren que se había unido a nosotros sufrieron a la par que los míos.

Ojala poder decir que no hay que lamentar ninguna perdida, pero... Mytallaeth falleció ayudando en la retirada del grupo. Los días venideros fueron grises, tristes... Nos recuperamos de nuestras heridas, la tensión emocional del grupo se ha palpado a lo largo de estos días ¿Nos dejará secuela esta contienda? Espero que no

Ayer fue el día decisivo, los trols no se esperaban que apareciésemos, nuestro ataque empezó bien, pero pudimos ser testigos de como, uno a uno, íbamos sufriendo heridas, algunos hasta caer derrotados... Eso no fue todo, el informe tenía razón, un Aojador trató de comenzar el rito que a saber que nos ocurriría, al menos, pudimos pararlo. Nos fuimos con heridas graves, pero con mejores ánimos y sensaciones.

Con nuestras heridas en sanación y descansando, ansiamos volver a poder ayudar en todo lo que se pueda, y así volver pronto a Banthalos.
Al Sr. Cmdte. Hagric Plumaférrea de Pico Nidal:

En la Avanzada de Tempespluma, en el día veinte y tres del presente mes y año. Yo, Jesabela Rocarena y Velafuerte, Capitana de la Brigada de Tiramar de los ejércitos de SM, que la Luz G.M.A. Informo a vmd que:

En el día de ayer, estando mi unidad apostada en el campamento Martillo Salvaje aledaño a la ciudad de Jintha'Alor, fuimos enviados por uno de los responsables de dicho enclave a manejar unos cañones que a la sazón tenían preparados en el alto de una escarpada colina, a fin de controlar los alrededores y procurar que los trols enemigos no se acercasen a nuestras defensas.

Siendo alrededor de las diez u once horas de la noche más o menos, sintióse un gran tumulto de voces procedentes de la referida ciudad de Jintha'Alor, donde rompieron redobles de tambores de guerra y sonidos de caracolas. Al paso de unos minutos observamos a lo lejos que de las gradas inferiores de la expresada urbe irrumpían como estampida de bestias varias decenas de Vilrama, vestidos para la guerra y empuñando sus rústicas pero eficaces armas.

El oficial de artillería Nuki el Verde, que es así apodado por tener un vistoso tupé del mencionado color, nos tranquilizó mentando que los trols debían pasar primero por un campo sembrado de minas, tramas y otras impedimentas, que se habían colocado los días anteriores para asegurar nuestro campamento. No obstante, estos obstáculos probaron ser del todo inútiles y de poco servicio, pues la gran mayoría de los guerreros enemigos los salvaron sin esfuerzo ni perjuicio de sus personas.

Viendo ya que el trolerío cruzaba los campos y se aproximaba al campamento nuestro, Nuki el Verde ordenó que se abriese fuego, y al punto le transmití este mandato a mis brigadistas y aliados, que con asistencia de los artificieros hicieron rugir los cañones enánicos y dispararon a los trols. Nuestras balas fueron certeras en la primera oleada, causando muchos crudos tormentos a los invasores, pero que desgraciadamente no consiguieron detenerlos.

Superados en número, los defensores Martillo Salvaje del sobredicho campamento no pudieron resistir los crueles embistes que les dispensaban los Vilrama, quienes con mucha ira y fieros golpes hacían mala obra a los enanos, dándoles muerte y arrancándoles las cabezas para asirlos de las barbas y alzarlos a los aires como trofeos personales. Y en este trance se acercó a nuestra posición un campeón de estos trols, embadurnado de sangre y portando un estandarte rojo de Hakkar, el loa de la sangre y demonio maléfico de la serpiente emplumada.

Y de esta guisa el referido campeón de Hakkar nos retó a un duelo, pero sin saber qué cosa decía por no conocer la lengua Zandali, una de nuestras brigadistas le disparó al lugarteniente trol, hecho que hizo que este se retirara junto a los suyos, y los agrupara con disposición de conquistar la colina donde nosotros aún nos manteníamos con los cañones.

Para no darle a vmd mucho pesar por los acontecimientos aecidos, valga saber que conseguimos liquidar al heraldo de Hakkar, pero que tuvimos que retirarnos por temor de nuestras vidas, ya que de la ciudad de Jintha'Alor no hacían más que salir un notorio número de trols, que de tantos que eran no era posible contarlos. Retirados ya y a salvo, certificamos que el campamento Martillo Salvaje había sido tomado por el trolerío, que sus defensores habían sido brutalmente asesinados, y que nuestra misión había fracasado.

Quedando ya vmd informado de los sucesos tocantes al fallido cerco de Jintha'Alor que nos fue encomendado, quisiera darle noticia de que he recibido las disposiciones de vmd referentes a la próxima batalla que se está preparando para los venideros días en los que se ha de tomar la costa de los Sañadiente. Y al tenor de esta orden os digo que es mucha temeridad y mal tino presentar batalla a los Sañadiente en esa playa por varias razones.

1) La primera porque al haber sido extinguido el campamento enano y nuestras fuerzas derrotadas, los Vilrama están sueltos y libres para sabotear y molestar como sea su deseo en las zoñas aledañas a Jintha'Alor y otras vías que bajan a la playa de Sañadiente; y que por esto mismo es un riesgo muy audaz el atreverse a hacer desfilar a las fuerzas aliadas por estas partes sin que esto suponga una amenaza por el estar presentes allí dichos trols.

2) La segunda por estar muy cerca el camino que baja a la playa de Sañadiente de Jintha'Alor, ciudad Vilrama con muchos trols guerreros allí acuartelados, que aprovechándose del momento preciso puedan bajar con sus huestes a dar hostigamiento y sorprendernos por la retaguardia.

3) La tercera que por estar Jintha'Alor intacta y abastecida de muchas gentes de guerra, pueden envolvernos entre la Horda y ellos, impidiéndonos el movimiento y causándonos grandes estragos.

4) La cuarta porque tenemos sospecha de que los Vilrama, en virtud de la alianza entre Zandalar y la Horda, se puedan avenir a socorrer a las fuerzas de la mugrienta Sylvanas Brisaveloz por influencia de los reyes Zandalari. Y que debido a esta razón son una amenaza muy principal en esta zona a la que no se le está prestando la debida atención.

Por estas razones suplico a vmd se sirva de cancelar la orden mandada, y que con mejor advertencia y consejo de sus oficiales prepare otro lugar más conveniente para presentar batalla contra la Horda y que le sea más ventajoso a la Alianza. Protesto que todo lo que tengo dicho es la verdad y no actuar de malicia.

Que la Luz alumbre a vmd,
Jesabela Rocarena y Velafuerte.
Diario de Campaña de Ziegler Stendel

Día 7 tras la llegada a Pico Nidal

Hubímonos lamido las heridas de nuestro último cometido en la zona, pudimos saber cual sería nuestra siguiente encomendación en la campaña de guerra. La misión respondía al nombre de "Operación Desembarco"

Esta vez, habiendo aprendido lecciones anteriores, invertimos días útiles en esperar el reporte de los exploradores del gremio. Tan pronto como Roger, ya serenado tras la pérdida de su hermano, hubo vuelto a nuestro puesto avanzado a las afueras de Pico Nidal con las nuevas, nos pusimos en marcha.

En esta ocasión, salimos cinco almas libres rumbo a esta arriesgada misión que nos arrojaría al mar; éramos yo, el vengativo gilneano anteriormente mencionado, Hugh, el religioso enano, su compatriota de la montaña de al lado, Karha Flama Negra - una usuaria de artes oscuras - y mi fiel amiga y compañera Marisa. Cyril, por desgracia, abandonó por motivos ajenos al gremio. Y lo entiendo.

Hemos llegado hasta un búnker Martillo Salvaje en mitad de la región, que usaremos para descansar brevemente, y mañana a primera hora, ejecutar la misión.


Diario de Campaña de Ziegler Stendel

Día 8 tras la llegada a Pico Nidal

Partimos a las seis horas pasada la medianoche hacia los acantilados los cinco unidos, esperando que el plan llegue a buen puerto, y la madre mar nos cuide de no acabar besando su fondo.

Tras deslizarnos con sutileza acantilado abajo, cubiertos por la difícil visibilidad e las bajas horas, anduvimos hacia el norte, siguiendo la espesa fronda que recubría el imponente acantilado. Allí, en una cala bien escondida, que a buen seguro conocemos mejor los lordaneses de pura sangre que los estirados elfos traidores, esperaba nuestra vasija, a la cual encomendamos nuestras vidas; un humilde queche armado con dos cañones de seis libras. Para los menos versados en navegación, se trataba a duras penas de una superficie sobre la que flotar y deslizarse sobre las sosegadas olas a una moderada velocidad, con únicamente dos cañones con complejo de escopeta de feria venida a menos.

Hubimos de aguardar hora y media antes de la acometida. El motivo de la espera era la pleamar, a la cual debíamos esperar para asegurar nuestro éxito, y cuya llegada aconteció algo mas tarde de lo esperado. Parece ser que nuestro explorador lo mas parecido al mar que ha visto en su vida ha sido una botella de ron, la cual por cierto, parece llevar besándole toda la noche.

Se hizo tediosa la espera, por lo menos para los demás. Mi compañera Marisa y yo siempre tenemos algo sobre lo cual dirimir, discutir o debatir. Nuestros enanos son tan dispares, que hubiera preferido el sepulcral silencio de espera o las desesperantes preguntas de apuro a las que nos sometían constantemente que los sermones gregorianos del sacerdote o los nefastos augurios apocalípticos del demonio que la invocadora había traiído a nuestro plano sin mi permiso. Una pena no tener tal potestad, de haber sido así, hubiera separado su nauseabunda cabeza de sus hombros. Roger parecía abstraido, y borracho, sobre todo borracho.

Entonces, zarpamos.


Narración de la batalla de la Operación Desembarco; capítulo I del Diario de Campaña de Ziegler Stendel

Por fin nos hubimos hecho a la mar a lomos del diminuto queche proporcionado por el Gremio de Mercenarios. Me trae a bien recordaros por qué estamos participando en semejante misión, y es precisamente por la falta de liquidez que exhibe este gremio últimamente. No había visto en mi larga vida como marinero canoa en tal deplorable estado. El material de las velas tiene mas años que las pezuñas de un draenei, en la bodega apenas cabía un gnomo de lado, llevábamos los cabos de repuesto y la munición justa para no fallar ni un tiro, por no hablar de que en caso de imprevisto, nos hallaríamos sin suministro alguno.

Sobre la cubierta, íbamos los cinco con el espacio personal justo para cada uno. Tuvimos que usar al demonio de Karha como contrapeso a estribor para poder ubicar ambas bocardas a babor, así como al bueno de Roger, que se limitaría a ayudar a cargar los cañones dado su grado de ebriedad. Marisa estaba al timón, yo a proa, maniobrando mesana dado que era el único entendido en velas, mientras Hugh oteaba el horizonte.

Hubimos llegado a la posición con demasiada antelación. A juzgar por la posición del sol, era media mañana. Un día despejado y caluroso, el astro estaba condenando a Roger a un tormento despiadado que trataba de evadir salpicando agua de mar en sus sudorosas sienes. Realicé la marca de tierra con el destartalado catalejo que nos suministró el gremio para el trabajo. Tendía a trabarse y la lente tenía una raja. El objetivo era ocultarnos tras el horizonte, espiando los movimientos del enemigo desde el palo mayor. En orden de evitar los reflejos, esperé al vómito de Roger para untar el metal de la pieza telescópica en él. Despreciable pero necesario.

Fueron dos horas lentas e insufribles sin agua a bordo mas que las cantimploras personales, que a la media primera, ya se habían secado. Flama Negra era la que mejor parecía llevar la sed. Taumaturgos del diablo. Sin embargo, tuvimos recompensa. Nuestro objetivo, una partida de exóticos elfos shal'dorei que traían suministros a través de un ensamblaje útil para la teletransportación... telemancia, según la enana. Por algún motivo, lo habían preparado todo bastante lejos del Bastión de la Horda, imagino que por discrepancia tecnológica o política con los trol locales. A fin de cuentas, son orejaslargas. A la internacional hora de comer, las reservas defendiendo aquel lugar, y mas en un día tan infernal a plena luz del sol, eran mínimas. Calculé una docena.

Tuvimos que empezar a operar de inmediato, con viento de costado por babor. Sería rápido y limpio. Conforme hubimos cargado los cañones con antelación, comenzamos a recortar yardas con el objetivo, poniendo en marcha nuestro plan de distracción. Karha usaría sus habilidades de ilusión para hacer parecer a Marisa una sin'dorei superviviente necesitada de ayuda, y nos aseguramos de izar mi camisa blanca como bandera, que ondeaba en el pabellón con un símbolo de Lunargenta mal dibujado. De tener los shal'dorei catalejos o lentes de larga distancia óptimas, nuestro plan se iría al traste. Pero como anticipé, estos elfos son amateur en la navegación.

Sus tropas, por seguridad, avanzaron hasta la orilla, listos a disponer de la superviviente según encallase con la picona arena para auxiliarla. Pero, a medio camino, y a una distancia de, estimo, 150 pies, viramos a estribor y arriamos vela, desvelando nuestras dos bocardas, que ipso facto, acribillaron el lugar. Tras haberse despejado el humo, vimos como uno de los tiros había atropellado a dos de sus centinelas, y el otro, se había hundido en mitad del montón de provisiones, inflamando alguno de sus contenidos y volatilizando el sitio en un escandaloso polvorín. Ni en la mejor de mis previsiones entraba tamaña puntería. La moral estaba por las nubes, así que tuvimos a bien cargar otra andanada mientras preparábamos la huida.

Sus fuerzas supieron que habían sido engañadas de inmediato. A fin de cuentas, ¿quien demonios ataca a plena luz del día en inferioridad material y numérica? ¿Y bajo este achicharrante sol? Solo el Gremio de Mercenarios. Sus taumaturgos se cejaron en alcanzarnos con sus hechizos arcanos, que volaban centelleantes sobre nuestras cabezas o impactando sobre el mar, desatando fuertes oleajes que desestabilizaban el navío. En una de esas, las poleas de sujeción de una de las bocardas cedió y atropelló al ebrio gilneano, que se desangró lentamente sin que la Luz de Hugh pudiese hacer algo mas que retrasar su final. Pude percibir en sus ojos, inyectados en sangre, que deseaba morir, reunirse con su hermano. Sufría en vida.

Desatamos la segunda tanda de disparos. Esta, mas moderada, solo logró impactar una bola sobre la caseta de mando, esperemos que destruyendo sus planes físicos, mientras que la otra fue interceptada por sus hechiceros.

Temiendo represalias peores, echamos los cañones por la borda para ganar en velocidad, y ciñendo con viento de popa, escapamos rápidamente de la posibilidad de tener mas bajas aún.

Rápido fue, limpio no. Fue bruto. Hosco. Escandaloso. Y además, con bajas, nuevamente. Estamos bajo mínimos. Roger pudo gozar de un entierro limpio, no como el bueno de Matt, con el cual esperemos que tengan a bien reencontrarse bajo el amparo de la Luz. Empleando el sendero de ascenso de la cala oculta, abandonamos el queche a su suerte, llevándonos los cabos, lo único de valor de este pedazo de escombro flotante, a decir verdad, y escapamos con nuestras vidas antes de aseverar mas aún los daños.

Una vez volvimos a Pico Nidal, brindamos en honor a los caídos y esperamos por que el conflicto se resuelva pronto con pagos a la altura de las miserias que estamos viviendo en el frente.

Del puño y letra de Ziegler Stendel, humilde mercenario, cronista, herrero, navegante y jinete del Gremio de Mercenarios de la Alianza, a día vigésimocuarto del décimo mes del año actual.
Gaedrik Raesark Cazador de Brujas y Oficial Sombrío del Culto de las Sombras, Comandante en Jefe en ausencia de la Arconte Keliahganar Sombraluna.

Informe sobre el tercer y último enfrentamiento con las fuerzas de la Horda destacadas en la localización conocida cómo Roca Oculta.

Hoy dia 27 del décimo mes del presente año, bien entrada la noche nos dirigimos a Roca Oculta, nos acercamos al perímetro de la localización, tal y cómo lo hicimos la primera vez, la cual acabó en desastre, con la retirada forzada, del Culto debido al ingente número de tropas de la Horda y el posterior asalto a Tempespluma por parte de las fuerzas de Roca Oculta.

Después de rechazar a las fuerzas de la Horda y recuperarnos de las heridas sufridas en la defensa de Tempespluma, nos preparamos para asaltar Roca Oculta, por segunda y esperábamos que última vez.

En esta ocasión logramos infiltrarnos con éxito eliminando las fuerzas apostadas fuera de las grutas, las cuales estaban preparadas para emboscar a cualquiera que se acercase al lugar, todo esto gracias en parte al hecho de que las fuerzas antes muy numerosas estaban muy reducidas y nosotros mucho más preparados, entre los emboscadores eliminamos a uno de los lugartenientes del oficial de la Horda al mando del campamento, un asesino que en el primer asalto a Roca Oculta hirió de gravedad a la Arconte, razón por la cual lady keliahganar se encuentra en paradero desconocido, tras haber sido herida por ese asesino, una vez eliminadas esas fuerzas nos internamos en las cuevas eliminando a los soldados y a otro de los lugartenientes, un poderoso chamán que en el primer enfrentamiento nos causó serios problemas, pero debido a la estrechez de las cavernas no pudo esgrimir sus artes con soltura y fue una presa fácil para nuestros efectivos.

Tras el combate contra el chamán, un círculo rúnico nos llevó a la cámara del comandante del campamento, el cual custodiaba los suministros junto con su vanguardia personal, los orcos dieron una buena pelea pero estaban aislados y nosotros motivados por el deseo de venganza por nuestra Arconte desaparecida, de manera que tras un breve pero feroz enfrentamiento logramos derrotar al capitán y su guardia, teleportando los suministros directamente a Tempespluma, tras lo cual salimos de las cavernas por una salida distinta que daba al extremo opuesto de la entrada original, después de lo cual, nos dirigimos de vuelta a Tempespluma con la misión cumplida.
Informe de la batalla en la Costa, por el capitán Hagric Pluma Férrea.

A la atención del Alto Mando en la ciudad de Ventormenta. Día 26 del décimo mes del año en curso.

Hemos tomado la costa y arrinconado a la Horda en el poblado Sañadiente.

Como convenimos en el plan original, las operaciones comenzaron varias horas antes, cuando patrullas de jinetes de grifos sobrevolaron el terreno en misión de exploración. Esta arrojó algunos datos interesantes: la Horda había levantado una empalizada frente a Sañadiente con objeto de evitar, cosa que lograron, que entrásemos en la ciudad. También pudimos observar que los trols Vilrama se encontraban inquietos, reuniéndose en gran número en sus impías plazas, no sabemos todavía con qué objetivo. Ante esto, decidí dividir nuestras tropas en dos grupos: la mitad para proteger el acantilado y la otra mitad para guardar la ciudad trol de Jintha’alor y evitar sorpresas innecesarias. Esto último se mostró inútil pues los pérfidos trol no osaron mover un dedo.

Es en este momento cuando las distintas organizaciones entraron en juego, partiendo desde Pico Nidal y Avanzada Tempespluma a la hora prevista. Nuestros informes de inteligencia habían encontrado varios grupos de retaguardia que se dirigían desde distintos puntos a reforzar la playa y que fueron contenidos con efectividad: las fuerzas combinadas de la Senda del Jade y de la Casa Flecha Lunar lograron detener a un nutrido grupo de druidas tauren y trol que bajaban desde Seradane, mientras que dos expediciones, una de Luna Umbría y otra de Leones de Sangre lograron detener a sendos contingentes renegados que venían desde el oeste a presentar batalla.

En la costa la batalla fue aún más encarnizada, si cabe. Las fuerzas coordinadas de la Sacra Orden de Caballeros del Antiguo Código, de la Brigada de Tiramar y del Gremio de Mercenarios se plantaron con gallardía frente a la empalizada de Sañadiente y evitaron, a costa de grandes heridas, que un solo orco o trol de la aldea pusiese los pies en la playa. La ferocidad y la valentía de estos defensores es digna de mención, pues aguantaron embates de fuerzas poderosas, como jinetes de lobos.

En cuanto a la tarea de despejar la costa, esta correspondió a la Orden del Roble, así como a otros grupos que la realizaron con total efectividad. Los campamentos de la costa, así como las trincheras que esas bestias habían levantado entre las ruinas, fueron derribadas y sus moradores prisioneros o muertos. Tras una gran batalla en la que quedó bien mostrado el poderío militar de la Alianza, limpiamos la playa, tras lo que las tropas que guardaban el acantilado bajaron como refuerzo. En estos momentos, con la playa controlada y la Horda en el poblado, las hermandades se retiraron.

Quiero hacer mención también al Culto de las Sombras, organización que, lanzando un ataque coordinado a la base que la Horda estaba estableciendo en la cueva conocida como Roca Oculta, lograron desbaratar las defensas de los refuerzos orcos que allí se asentaban, amén de recoger y enviar a Tempespluma los suministros hallados.

Hemos recibido un jinete de grifos desde Stromgarde. La zona está más o menos estable y la operación que hemos llevado a cabo ha permitido respirar a las tropas que allí se asientan. Un barco de la capital de Ventormenta llegará mañana a Tierras del Interior con refuerzos, y tras tres semanas de dura campaña he comunicado a las órdenes y hermandades que pueden desmovilizarse cuando quieran. Con los refuerzos y nuestros enanos esperamos mantener el control del territorio mucho tiempo.

Gloria a la Alianza.
Resumen de Rana

Al fin podemos descansar- dijo Rana mientras soltaba un largo suspiro-Te mereces una cerveza, Zendo.

Si yo me merezco una cerveza... ¡tu te mereces la cervecería del trueno entera!- dijo Zendo mientras esbozaba una amplia sonrisa.

Hicimos todo lo que pudimos- unas lágrimas brotaban de sus ojos, pero su rostro mostraba una felicidad inmensurable.


Prácticamente habían pasado tres semanas, tres semanas muy duras en las que Rana y sus compañeros de la Senda del Jade habían trabajado codo con codo para mantener a sus aliados con vida sin descanso.

El hospital militar había sido un éxito y cumplió su función desde el primer día hasta el último, y eso hizo que Rana se sintiese llena de felicidad.

Pero no solo el hospital le hacía sentirse así, si no todas las personas que había conocido, todas las personas con las que, aún siendo una situación difícil, había forjado una amistad que trascendería de esta guerra.

Sin duda, aunque fueran momentos oscuros, Rana no se olvidaría de los buenos momentos que vivió en la Avanzada Tempespluma.

(Quiero aprovechar este post para agradecer a todos los que han participado en el macroevento, y han puesto su granito de arena en el hospital militar, ya sea ayudando, defendiéndolo o roleando con nosotros en él. Me llevo una gran experiencia y espero coincidir con todos vosotros el el futuro ^^)

¡Por los Augustos!¡Por la Alianza!

Únete a la conversación

Regresar al foro