Durante la resolución de problemas técnicos, es posible que tengas que desinstalar el juego por completo y volver a instalarlo. Selecciona el juego en el menú desplegable y sigue los pasos proporcionados.

Para reinstalar el juego, usa el CD/DVD o descarga una nueva copia de Battle.net.