Problemas de rendimiento de Diablo III

Actualizado: hace 7 meses
ID de artículo: 13930
Juegos relevantes:

Problemas comunes

Diablo III va con lag.

Diablo III se entrecorta.

Si el juego funciona con pocas imágenes por segundo, va lento, se entrecorta o tarda mucho en cargar, sigue los pasos para tu sistema operativo indicados a continuación.

Windows®

  1. Asegúrate de que cumples los requisitos de Diablo® III.
  2. Actualiza tus controladores y sistema operativo para solucionar problemas de compatibilidad.
  3. Es posible que tengas los ajustes gráficos demasiado altos. Reduce el número máximo de imágenes por segundo.
  4. Asegúrate de que la aplicación de escritorio Blizzard Battle.net App indique que Diablo III está totalmente actualizado.
  5. Si juegas en un portátil, optimiza las opciones de administración de energía y la configuración gráfica para juegos.
  6. Si tu ordenador se cuelga y no responde, comprueba si los componentes se están sobrecalentando.
  7. Ejecuta la herramienta de reparación para reparar archivos dañados del juego.
  8. Prueba a cerrar las aplicaciones en segundo plano para solucionar conflictos de software.
  9. Ejecuta ScanDisk y desfragmenta tu disco duro para intentar reparar sectores dañados.
     
    Nota: No desfragmentes una unidad de estado sólido (SSD).
  10. Si hay archivos del sistema de Windows® que falten o estén dañados, puede producirse este error. Usa el comprobador de archivos del sistema para reparar y reemplazar los archivos del sistema.
  11. Si el problema persiste, desinstala y reinstala el juego.

Mac®

  1. Asegúrate de que cumples los requisitos de Diablo III.
  2. Ejecuta la actualización de software para buscar actualizaciones pendientes de software, controladores y firmware.
  3. Asegúrate de que la aplicación de escritorio Blizzard Battle.net App indique que Diablo III está totalmente actualizado.
  4. Es posible que tengas los ajustes gráficos demasiado altos. Reduce el número máximo de imágenes por segundo.
  5. Si tu ordenador se cuelga y no responde, comprueba si los componentes se están sobrecalentando.
  6. Ejecuta la herramienta de reparación para reparar archivos dañados del juego.
  7. Algunos modelos de MacBook Pro cuentan con dos tarjetas gráficas, lo cual puede requerir una configuración manual. Asegúrate de que tu MacBook Pro esté configurado para funcionar a alto rendimiento y el cambio automático de modalidad de gráficos esté desactivado (15 pulgadas, finales de 2008 | 17 pulgadas, principios de 2009 | entre 15 y 17 pulgadas, mediados de 2009 | 15 pulgadas, mediados de 2010 y posteriores | 17 pulgadas, mediados de 2010 y posteriores).
  8. Restablece los permisos de la carpeta y el archivo para asegurarte de que no existe un conflicto entre la última actualización del sistema operativo y tus permisos.
  9. Prueba a cerrar las aplicaciones en segundo plano para solucionar conflictos de software.
  10. Reinicia el controlador de gestión del sistema (SMC) para restablecer el voltaje que llega a tu tarjeta gráfica.
  11. Repara los permisos de disco para solucionar conflictos de permisos con los módulos de inicio de sesión.
  12. La NVRAM almacena ajustes relacionados con los dispositivos y la configuración de tu ordenador, como el volumen, la resolución de pantalla y el disco de inicio. Prueba a reiniciar tu NVRAM.
  13. Si faltan archivos del sistema, pueden producirse fallos de encriptación. Descarga la última actualización combinada para tu versión de OS X para restaurar los archivos que falten.
  14. Ejecuta el Apple Hardware Test para asegurarte de que no haya problemas físicos con tu disco duro.
  15. Si el problema persiste, desinstala y reinstala el juego.

¿Has probado todos los pasos de este artículo?

Si ya has probado estos pasos y sigues necesitando ayuda, visita nuestro foro de asistencia técnica o ponte en contacto con nosotros.